El suministro de electricidad se encarece en el país

  • Los consumidores pagan un 43% más que en 2002 para construir y mantener su infraestructura eléctrica.
  • Las interrupciones eléctricas son poco frecuentes como venía siendo; pero ahora cuando se va la luz restaurarla tarda más tiempo.

La red eléctrica de Estados Unidos es como un coche viejo. Funciona, pero cada vez rinde menos. Sin embargo las cuentas de las reparaciones cuestan más cada año y a decir de los expertos, la declinación en el rendimiento sólo podrá revertirse con una renovación a gran escala.

De acuerdo con un análisis de The Associated Press sobre los gastos y la fiabilidad de las empresas del sector a nivel nacional, los consumidores pagan un 43% más que en 2002 para construir y mantener su infraestructura eléctrica.

Tenemos funcionando todo el sistema cerca del límite Desde entonces, las interrupciones eléctricas son poco frecuentes como venía siendo; pero ahora cuando se va la luz restaurarla tarda más tiempo.

Ni las tendencias de los gastos ni de la fiabilidad son dramáticas en sí mismas. Sin embargo, los expertos afirman que ambas en conjunto son reveladoras.

Esa combinación de estadísticas deja entrever, según estos expertos, que el dinero extra de los clientes no se utiliza racionalmente o que las empresas eléctricas no invierten lo suficiente para modernizar equipo que ya está frágil y para el que las grandes tormentas son una amenaza cada vez mayor.

"El sistema eléctrico constituye el eje crítico de nuestra sociedad y tenemos funcionando todo el sistema cerca del límite", dijo Massoud Amin, experto en seguridad de la red y profesor de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad de Minnesota.

Los dividendos cada vez menores de la inversión reflejan varias tendencias: el deterioro de la red al paso del tiempo, lo cual encarece mantener el servicio en los niveles actuales de fiabilidad; que el clima diario y las grandes tormentas se han vuelto más extremosos, lo cual implica el reemplazo con mayor frecuencia de cables, postes y transformadores; y que cuando las empresas cambian equipo viejo o averiado, no siempre lo actualizan con las tecnologías modernas comunes en otras naciones industrializadas".

Cuando las empresas eléctricas compran equipo, las autoridades del sector les permiten que pasen la cuenta de ese gasto a los clientes.

En los últimos años, esta porción en las cuentas de la luz —el costo del suministro de la energía— mantiene una tendencia ascendente y ha elevado los cobros los clientes, no obstante la dramática reducción del costo de la electricidad.

__