Amoral, costoso y ofensivo: Los republicanos critican el viaje del gobernador de NY a Cuba

  • Andrew Cuomo llegó a La Habana para fomentar mayores lazos comerciales entre el estado y la isla.
  • Para los republicanos, el viaje es algo que perjudica a la causa global por el avance de los derechos humanos.
  • En la misión comercial participan representantes de Mastecard, la farmacéutica Pfizer y la aerolínea JetBlue.

El Partido Republicano de Nueva York criticó el lunes el viaje del gobernador demócrata del estado, Andrew Cuomo, a Cuba, al describirlo como amoral,costoso para los contribuyentes y ofensivo para familias de origen cubano que viven en Estados Unidos.

No corresponde a la agenda de ningún gobernador o funcionario electo Arcadio Casillas, presidente del Comité de Finanzas del partido, emitió un comunicado en el que declaró que su padre fue asesinado por el gobierno cubano y afirmó que él arriesgó su vida para escapar de la isla.

"El hecho de ofrecer a este régimen legitimidad es algo que perjudica a la causa global por el avance de los derechos humanos y de la dignidad humana y no corresponde a la agenda de ningún gobernador o funcionario electo, a pesar de la posición unilateral, insensible y amoral de la Casa Blanca", declaró Casillas.

Cuomo llegó a La Habana el lunes junto a un grupo de empresarios y legisladores del estado para fomentar mayores lazos comerciales entre Nueva York y la isla, dijo su oficina. El político es el primer gobernador estadounidense que visita Cuba desde el anuncio del inicio del diálogo para establecer relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

"Estamos asistiendo al comienzo de la transición en la relación entre los dos países, que va a tener beneficios económicos significativos para las dos partes", señaló en declaraciones a Efe a su llegada al aeropuerto de La Habana, donde fue recibido por la directora para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal.

Agenda

El gobernador destacó que el propósito de su visita es trabajar para "construir una relación entre la comunidad empresarial de Nueva York y la de Cuba", ya que están "muy emocionados con lo que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama iniciaron" el pasado 17 de diciembre, cuando anunciaron el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas desde 1961.

La misión comercial llegó a Cuba en un vuelo 'charter' fletado por la aerolínea JetBlue El primer punto en la intensa agenda de la delegación es un almuerzo de trabajo con el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, y a lo largo del día también se entrevistarán con el 'número dos' del Gobierno, el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, y el cardenal Jaime Ortega, máximo representante de la Iglesia católica en la isla.

La misión comercial llegó a Cuba en un vuelo 'charter' fletado por la aerolínea JetBlue, que fue una de las primeras en manifestar su interés en operar vuelos directos a la isla desde diversas ciudades estadounidenses desde el reinicio de los vínculos diplomáticos entre los dos países.

El consejero delegado de la aerolínea, Robin Hayes, integra la delegación, en la que también destacan el vicepresidente de la compañía de tarjetas de crédito MasterCard, Walt M. Macnee, o la vicepresidenta de la farmacéutica Pfizer, Freda Lewis-Hall.

Además, estarán representadas en Cuba otras compañías como la tecnológica Infor, la farmacéutica Regeneron, el fabricante de yogures Chobani y responsables aeropuerto internacional de Plattsburgh.

La delegación la integran también responsables de instituciones como el Centro de Investigación del Genoma o la Universidad Estatal de Nueva York (NYU); además de varios representantes políticos del estado, como el presidente de la Asamblea, Carl Heastie.