Platon Antoniou, retratista de los poderosos, ¿el nuevo Richard Avedon?

  • El fotógrafo inglés de ascendencia griega ha tenido frente a su objetivo a Putin, Obama, Gadafi, Chávez, los Bush, Ahmadineyad... Sólo Sarkzoy se ha negado.
  • Famoso por un estilo artificioso que le ha llevado a las primeras páginas de las grandes revistas, expone en Alemania retratos de soldados de la serie 'Servicio'.
<p>Elsheba Khan, musulmana-estadounidense, en la tumba de su hijo, soldado del Ejército de los EE UU muerto en Irak. La imagen influyó en que el exmilitar republicano Colin Powell anunciara su apoyo a Obama en 2008</p>
Elsheba Khan, musulmana-estadounidense, en la tumba de su hijo, soldado del Ejército de los EE UU muerto en Irak. La imagen influyó en que el exmilitar republicano Colin Powell anunciara su apoyo a Obama en 2008
All copyright Platon

Para algunos, el fotógrafo inglés de ascendencia griega Platon —de nombre completo Platon Antoniou (Londres, 1968)— es un gran retratista al que han llamado, quizá con un entusiasmo un tanto extremo, "el nuevo Richard Avedon". Para otros es un profesional del artificio que va en busca de la foto rebuscada, forzada por los grandes angulares, la iluminación dramática y el hiperenfoque de la postproducción digital.

Sea cual sea el veredicto, el retratista es millonario, sus imágenes ocupan con frecuencia las primeras páginas de las publicaciones impresas de referencia que aguantan la voracidad de los depredadores digitales y nadie, cuando la oficina del fotógrafo llama para proponer una sesión, le responde con una negativa. Sólo el expresidente francés Sarkozy, que quizá adivinaba el matiz de caricatura que hay en cada retrato de Platon, le dijo que ni de broma.

Putin, protagonista de 'House of Cards'

A los demás los ha fusilado a todos, como queda constancia en el libro superventas Power (Poder), un compendio de esa gente a la que se suele definir con educada condescendencia como líderes mundiales. Platon ha pillado a Putin con aspecto del psicópata protagonista de House of Cards; a Gadafi como un chulo algo ido; a Ahmadineyad como un niño travieso; a Netanyahu como a un tipo con el que no desearías cruzarte en un callejón; a Berlusconi como un engatusador; a Cristina Fernández de Kirchner como a una dama con una daga en la liga; a Obama como un patricio convencido de su belleza...

No sé si Gadafi era la persona más loca o la más inteligente de la sala Aunque afirma que es un "fotógrafo intuitivo" y que casi nunca da instrucciones a sus modelos, Platon dice que a veces ha sentido escalofríos al retratar a alguno de los poderosos. La palma se la lleva Gadafi. "No estoy seguro si era la persona más loca o la más inteligente de la sala (...) A veces soy capaz de adivinar los demonios de la gente. Con Gadafi sentí algo oscuro y escalofriante", declaró el fotógrafo en una entrevista en The Economist.

Encargo de 'The New Yorker'

Platon expone hasta el 28 de septiembre una selección de otra de sus series estelares, Service (Servicio), dedicada a militares de los EE UU. La muestra, en el espacio artístico de la Böhm Chapel de la Jablonka Galerie de Colonia (Alemania), está dedicada al encargo que realizó en 2008 para The New Yorker de realizar un reportaje de alcance de soldados de todos los ejércitos y sus familiares.

El portfolio adolece de todos los vicios de Platon y su alambicado estilo: exceso de preproducción —los maquilladores, esteticistas y demás ayudantes intervienen demasiado, y se nota, en imágenes que pretenden ser naturales—, trucajes y silueteados y un enfoque tan extremo que los retratos, por muy potentes que sean emotivamente, parecen producto de un departamento de efectos especiales.

Colin Powell pidió el voto para Obama por influencia de una foto de Platón Publicado unas pocas semanas antes de la primera elección presidencial de Obama, Service tuvo cierta influencia en los resultados electorales. El general Colin Powell, jefe del Estado Mayor de los ejércitos de los EE UU, quedó tan impresionado con la foto de una madre musulmana-estadounidense junto a la tumba de su hijo muerto en Irak, que decidió dejar de apoyar al Partido Republicano y pedir el voto para el demócrata Obama, que había anunciado como promesa electoral la retirada del ejército de territorio iraquí.