La mayoría de los estadunidenses apoyan cada vez más a legalizar la marihuana

  • Un 44% de los estadunidenses se opone en este momento a legalizar el enervante.
  • el apoyo a la legalización aumentó 11 puntos porcentuales entre 2010 y 2013.
  • Entre los latinos el apoyo a la legalización es apenas del 40 por ciento.

Una mayoría de los estadunidensesapoya la legalización de la marihuana, un incremento de 41 puntos porcentuales en relación con el respaldo existente en 1969, de acuerdo con un nuevo sondeo del centro de investigación Pew.

El respaldo a la legalización de la marihuana está rápidamente superando a la oposiciónEn contraparte, un 44 por ciento de los estadunidenses se opone en este momento a que el enervante se posea, produzca o consuma legalmente, lo que representa un descenso de 40 puntos porcentuales respecto de la opinión popular a finales de la década de los 60's.

"El respaldo a la legalización de la marihuana está rápidamente superando a la oposición... Las opiniones han cambiado drásticamente desde 1969", señaló el centro Pew.

El sondeo muestra sin embargo que el cambio de humor de los estadunidenses ha sido más marcado en años recientes, toda vez que el apoyo a la legalización aumentó 11 puntos porcentuales entre 2010 y 2013 y se ha mantenido relativamente estable desde entonces.

Sin embargo, el apoyo a la legalización tiene variaciones significativas por origen racial o étnico, e incluso por motivos generacionales y de orientación ideológica o política.

Blancos y afroamericanos apoyan más la legalización que los latinos

Entre los blancos no hispanos y los afroamericanos, el apoyo a la legalización es mayoritario, pero entre los latinos es apenas del 40 por ciento, es decir 13 puntos porcentuales menos que el promedio nacional.

La legalización es favorecida por los más jóvenes, con un 68 por ciento de respaldoEn términos generacionales, la legalización es favorecida por los más jóvenes, con un 68 por ciento de respaldo. Sin embargo la idea sólo goza del apoyo del 29 por ciento de los estadunidense de entre 70 y 87 años.

A nivel político, sólo uno de cada cuatro estadunidenses identificados con el conservador Partido republicano apoya la legalización.

En paralelo, el sondeo mostró que siete de cada 10 estadunidenses creen que el consumo de alcohol es más dañino a la salud que la inhalación de mariguana. Sólo un 15 por ciento considera que el enervante es peor.