Ferguson, la localidad de Missouri sacudida en los últimos doce meses por disturbios raciales tras la muerte del joven negro Michael Brown, se dispone a elevar la cantidad de concejales negros en el ayuntamiento en las elecciones locales de este martes.

Hasta ahora solo había un representante negro en el cabildo, dominado por los blancosLos electores de la localidad podrían hacer historia al cambiar un poco la proporción de representantes afroamericanos. Actualmente, la comunidad, en la que dos terceras partes de los 21,000 habitantes son negros, está representada por un cabildo en el que el alcalde y cinco de los seis concejales son blancos. Solo uno es negro, Dwayne James, que no se presenta para otro periodo.

Las cosas podrían comenzar a cambiar tras las elecciones. Al menos en uno de los distritos electorales es segura la elección de un candidato negro: Lee Smith y Wesley Bell, ambos afroamericanos, compiten por el escaño del tercer distrito, que representa el área en la que Brown fue asesinado.

En el primer distrito también podría darse la elección de un afroamericano, pues compiten dos candidatos negros y dos blancos.

Pocos nuevos votantes

Tras las movilizaciones por la muerte de Mike Brown, la comunidad negra se movilizó para lograr un mayor registro de votantes.

Sin embargo, Eric Fey, director electoral de St. Louis, aseguró que solo se registraron 562 nuevos votantes.

En las últimas semanas, las movilizaciones se han centrado en animar a los votantes registrados a acudir este martes a las urnas.