Directivos de Lufthansa y Germanwings recorren el sitio del siniestro en los Alpes franceses

  • Carsten Spohr y Thomas Winkelmann, presidentes de Lufthansa y Germanwings visitaron este miércoles la zona del accidente.
  • Agradecieron a los integrantes del equipo de rescate y a quienes han brindado su apoyo a los familiares de las víctimas.
  • "Es un accidente horrible", dijo Winkelmann, quien dijo sentirse embargado por un sentimiento indescriptible.

Carsten Spohr y Thomas Winkelmann, presidentes ejecutivos de Lufthansa y Germanwings, respectivamente, visitaron este miércoles la zona del accidente del vuelo siniestrado la pasada semana en los Alpes franceses y dieron las gracias a todas las personas que están trabajando en el esclarecimiento de la tragedia y están prestando asistencia a las víctimas.

En una breve declaración sin preguntas, los directivos han expresado de nuevo su pesar y se han declarado "profundamente impresionados" por las labores de rescate y de acogida a los familiares.  "Siento mucho lo que ha ocurrido, es un accidente horrible, no puedo explicar con palabras esta tristeza que sentimos", ha dicho Winkelmann.Colocaron un ramo de rosas y tuvieron un momento de silencio mirando a la montaña

Por su parte, Spohr, ha dicho que "se necesitará tiempo" para conocer lo que pasó con el vuelo. La visita a la zona del accidente que causó la muerte de 150 personas se produce un día después de que Lufthansa reconociera que conocía que el copiloto del avión, Andreas Lubitz, había recibido tratamiento psiquiátrico por depresión. Por eso, la comparecencia era muy esperada para dar explicaciones.

Los presidentes de las dos aerolíneas llegaron en helicóptero a Seyne-les-Alpes cuartel general de los servicios de rescate y, posteriormente, se trasladaron a Le Vernet, donde está situada la estela en memoria de los fallecidos. Allí colocaron un ramo de rosas y tuvieron un momento de silencio mirando a la montaña donde están los restos del avión siniestrado.

El presidente de Lufthansa dio su palabra de que la ayuda a los familiares de las víctimas "no acabará esta semana" y que durará "lo que sea necesario". Consciente de que la región vivirá "un antes y un después" del accidente, el presidente de la compañía se comprometió a limpiar el lugar del accidente toda vez que termine la investigación.