La Policía de San Francisco crea un departamento para investigar casos de abuso de autoridad

  • Esta investigación se enfocará en los tres incidentes más recientes que involucran a agentes
  • El procurador de San Francisco advirtió que estas acciones están erosionando la confianza en el sistema y podrían traer procesos criminales,
  • La primer investigación se enfocará en mensajes racistas y homofóbicos que cuatro agentes de la policía intercambiaron con un sargento convicto.
<p>Coches patrullas de la Policía de San Francisco</p>
Coches patrullas de la Policía de San Francisco
FACEBOOK / San Francisco Police Department

La Procuraduría de San Francisco anunció la creación de un grupo de investigación sobre la actuación de policías en recientes presuntos abusos policiacos en esa ciudad.

Las múltiples instancias de mala conducta son problemáticas y tanto para el jefe de la policía como para mi tenemos la responsabilidad de ser los guardianes del sistema

Esta investigación se enfocará en los tres incidentes más recientes que involucran a agentes de la ley en acciones que están erosionando la confianza en el sistema y podrían traer procesos criminales, advirtió el procurador de San Francisco, George Gascon.

“Las múltiples instancias de mala conducta son problemáticas y tanto para el jefe de la policía como para mi tenemos la responsabilidad de ser los guardianes del sistema”, advirtió Gascon.

“Este sistema tiene que ser justo y equitativo a fin de mantener la fe del público”, aseveró tras invitar a la población que tenga información sobre estos incidentes a cooperar y contactar a su oficina.

La primer investigación se enfocará en mensajes racistas y homofóbicos que cuatro agentes de la policía intercambiaron con un sargento convicto por un caso de corrupción.

El defensor publico Jeff Adachi convocó a una rueda de prensa la semana pasada para denunciar a alguaciles que forzaron y realizaron apuestas para peleas de internos.

Las más reciente se enfoca en irregularidades de un técnico y su supervisora en el laboratorio de crímenes del departamento de policía que podrían poner en riesgo a cientos de casos basados en la evidencia de ADN