Bill Clinton está de vuelta, pero en un musical off-Broadway que repasa sus aciertos y debilidades

  • Los personajes incluyen a Dick Morris, Monica Lewinsky y Kenneth Starr.
  • Se interpretan a dos Clinton: uno íntegro e inteligente y el otro lujurioso y pícaro.
  • La idea de hacer un musical sobre Clinton surgió cuando los Hodge vieron 'Keating!'

Los Clinton vuelven a la Casa Blanca... Al menos en el teatro. Clinton the Musical, una ocurrencia de dos hermanos australianos, debuta en el circuito off-Broadway el próximo mes con una premisa hilarante y dulces recuerdos de los 90.

Era claramente humano y tenía defectos como todo el mundoLa obra celebra al primer presidente nacido durante el "baby-boom", ese al que le gustaban más los calzoncillos que los boxers, tocaba el saxofón en televisión y que lideró un auge económico e hizo que lo impugnaran.

"Lo que hacía que el público estadounidense quisiera a Bill Clinton y lo siga queriendo es que es un ser humano con el que es muy fácil identificarse", dijo Paul Hodge, autor de la música y las letras y coescritor de la historia. "Era claramente humano y tenía defectos como todo el mundo".

Los personajes incluyen a Dick Morris, Newt Gingrich, Monica Lewinsky y el procurador que investigó a Clinton, Kenneth Starr, quien canta A Starr Is Born y Sexual Relations. También incluye un cuerpo de bailarines periodistas y música que te transporta a Celine Dion, Hanson y las Spice Girls.

"Realmente logra desmantelar a Estados Unidos y al mismo tiempo ser edificante", dijo Dan Knechtges, el director y coreógrafo nominado al premio Tony. "Nada es sagrado".

Dos hombres interpretan al 42do presidente: uno como un Clinton íntegro e inteligente, y el otro como uno lujurioso y pícaro (Tom Galantich y Duke Lafoon comparten la tarea). Sólo Hillary puede verlos a ambos.

Esa idea bifurcada la propuso Michael Hodge, el hermano mayor de Paul, un abogado en Australia que coescribió la historia y ahora consulta con su hermano cambios de último minuto vía Skype.

"Nos pareció un buen recurso para resumir a un hombre muy complicado pero también algo que daba mucha cabida al humor y que nos permitía contar la historia que todo el mundo conoce de otro modo", dijo Paul Hodge, candidato a un doctorado en composición musical en la Universidad de Queensland.

Kerry Butler, la estrella nominada al Tony de Xanadu, encarnará a Hillary Rodham Clinton justo en momentos en que la exsecretaria de Estado debate si debe o no postularse a la presidencia para el 2016.

Los hermanos Hodge no dejaron de seguir la carrera de Hillary Clinton mientras escribían el musical, haciendo cambios y salpicando al personaje de humor tópico, como chistes sobre su email.

"Es parte de la diversión de hacer algo que transcurre en el pasado y que la gente sabe lo que pasa en el futuro pero los personajes no", dijo Paul Hodge, de 27 años. "Es una oportunidad para la comedia".

Una versión resumida del espectáculo se presentó previamente en el Festival Fringe de Edimburgo en el 2012, y en el Festival de Teatro Musical de Nueva York el año pasado. El 9 de abril se estrena off-Broadway en el teatro New World Stages.

Los hermanos Hodge han agregado y modificado la obra y sólo conservaron dos canciones interpretadas en el Fringe. Los personajes se han profundizado. "No había suficiente de Ken Starr. Nunca puedes tener suficiente de Ken Starr", bromeó Paul Hodge.

La obra destaca los aciertos y fracasos del ex mandatario

La presidencia de Clinton se vio marcada por una fallida reforma al sistema de salud y un récord de excedentes presupuestarios. Enfrentó varios escándalos, que llegaron a su peor punto por una aventura con Lewinsky, quien era becaria de la Casa Blanca, lo que lo convirtió en el segundo presidente en ser impugnado.

Creo que era una época en la que la distancia entre lo público y la presidencia se evaporóLa obra también destaca que la presidencia de Clinton coincidió con el florecimiento de la televisión de cable y los noticieros de 24 horas, sucesos que han afectado a sus sucesores.

"Creo que era una época en la que la distancia entre lo público y la presidencia se evaporó", dijo Paul Hodge, cuyo humor está influido por "Los Simpson", "30 Rock", "Arrested Development" y "The Unbreakable Kimmy Schmidt".

La idea de hacer un musical sobre la presidencia de Clinton surgió hace una década cuando los Hodge vieron Keating!, un musical sobre el primer ministro australiano Paul Keating.

Fueron a verla con su papá, Robert Hodge, quien tras la función comentó: "Está buena pero no creo que los políticos sean un buen tema para musicales, quizá sólo Bill Clinton".

"Y dijimos, '¡claro!''', recordó Paul Hodge.

Los hermanos insisten que no tienen una marcada opinión política, pues son ciudadanos australianos. Simplemente querían presentar al presidente como un hombre de carne y hueso.

"Admiro a Bill Clinton", dijo Paul Hodge. "Es una persona muy complicada, pero creo que todos somos así. Mi opinión sobre la gente involucrada en esta historia es que son seres humanos muy complicados".