Lila Downs dedica un tema a los niños migrantes en su nuevo disco 'Balas y Chocolate'

  • Se inspiró en la lucha y la vida de los pequeños que dejan su patria.
  • Juan Gabriel y Juanes colaboraron con sus voces en este material discográfico.
  • En abril emprenderá una gira de presentaciones por Estados Unidos
<p>La cantautora oaxaqueña Lila Downs durante la rueda de prensa donde presentó su nuevo disco ´Balas y chocolate´ en la Ciudad de México.</p>
La cantautora oaxaqueña Lila Downs durante la rueda de prensa donde presentó su nuevo disco ´Balas y chocolate´ en la Ciudad de México.
NOTIMEX / José Luis Salmerón

Para abordar el tema de la muerte, Lila Downs decidió tomar dos elementos: Balas y Chocolate.

La violencia en México y un susto que recibió cuando le dijeron que su esposo Paul no viviría más hicieron que quisiera hablarle en su nueva producción, pero no de una manera oscura. La esperanza que le da su hijo Benito y el folclor sirvieron de contrapeso.

En el disco tuvo la colaboración de Juanes en La patria madrina y de Juan Gabriel en La Farsante. Con ambos dice tener una conexión especial.La esperanza que le da su hijo Benito y el folclor sirvieron de contrapeso

La artista, que también habla sobre la vida y la lucha para los niños migrantes en la canción que da título al disco, se presentará el jueves con su banda La Misteriosa en el foro Plaza Condesa de la Ciudad de México y en abril emprenderá una gira por Estados Unidos que la llevará por Austin, Los Ángeles y San Francisco, entre otras ciudades.

A continuación una conversación que tuvo con The Associated Press sobre Frida Kahlo, Mercedes Sosa y un chapulín.

P: Balas y chocolate se escucha más prendido que tus discos anteriores, pero también un poco más combativo, ¿te sientes así ahora?

R: Creo que sí, tiene que ver con la maternidad y con tener un hijo varón en casa, es como una perspectiva diferente de la vida.

P: Dices que eres fan y que tu mamá (la cantante mixteca Anita Sánchez) es también fan de Juan Gabriel.

R: ¡Uy sí!, ella cada disco era "¿y cuándo la de Juanga?" (risas).

P: Y también se dio esa conexión con Juanes, incluso vino para grabar el video de La patria madrina.

R: Sí vino y se congeló, porque estuvimos en el Ajusco a finales de enero, hacía un frío... eso estuvo pesado, era un frío que quemaba y él muy consciente del mensaje de la canción, él hablaba de Santander, que fue un insurgente importante en Colombia... Fue muy respetuoso con el tema.

P: ¿Qué tan cercana o qué tan lejana te sientes de Frida Kahlo? Las dos tienen un papá extranjero y una mamá oaxaqueña, ¿cómo la sientes?

R: Está curioso, porque al principio era muy difícil para mí separarme de su historia porque toda la gente me la recordaba y me decía "es que tú eres como ella". Y luché mucho con eso, curioso, porque ahora la siento más presente que nunca y yo no sé si tenga que ver con lo de los muertos, a lo mejor ella me ande visitando. No sé, pero siento que hay algo en el trabajo artístico que me conecta con ella profundamente.

P: ¿Cómo le explicas a la gente fuera de México que a veces la muerte, un tema muy presente en el disco, no es pura tristeza?

R: Es folclórico, porque el folclor es así como esto que cantaba yo (comienza a cantar): "viene la muerte echando rasero, se lleva al joven, también al viejo, la muerte viene echando parejo no se le escapa ni un pasajero". A pesar de que es súper triste tiene una fuerza, una alegría eso porque es el momento en el que todos somos iguales, todos somos parejos y eso te causa una humildad, creo que el folclor es maestro en eso.

P: Tu encontraste en la adopción una manera de ser madre, ¿qué piensas de la gente que no quiere que los gays adopten?

R: Creo que está terrible esa opinión de que unos sí y unos no ¿cómo? Todos somos seres humanos, no importa de qué manera venimos ni cómo son nuestros ideales sexuales o no sexuales, creo que es una falta de respeto... Yo sí lo he comprobado, la verdad es que yo no quería estar aquí sin poder ser madre; fue tan fuerte la necesidad de ser mamá que creo que sin la adopción hubiera sido la muerte para mí, entonces Benito es la vida para mí, Benito es lo opuesto, es mi enchufe a la electricidad.

P: ¿Cómo ves a Estados Unidos, tienes la visión de los paisanos y de conocer el país por dentro porque tu papá era de allá? ¿Cómo ves que se ha llevado el asunto de los inmigrantes?

R: Muy difícil. Los niños últimamente me inspiraron a componer este tema (Balas y chocolate), fue un golpe terrible para todos y por lo tanto creo que la gente está más consciente de este fenómeno, y siempre hay que volver a decir cosas, a cantar cosas, para crear consciencia en ese sentido, ese tema es muy importante para mí.

P: El año pasado nombraron un chapulín oaxaqueño en tu honor (Liladownsia fraile) ¿qué te parece?

R: Mientras hagamos conciencia de la madre naturaleza es muy importante respetar a nuestros hermanitos, a todos los animales que existen y pues qué honor, está precioso.

P: En tu caso estabas metida estudiando antropología cuando diste el salto a la música, ¿cómo fue que te llamó?

R: Cuando oí a Mercedes Sosa yo estaba haciendo mi tesis sobre el textil indígena en las montañas de la mixteca y yo oí la voz de una mujer que cantaba Gracias a la vida, que no la había escuchado antes, no la había oído, había oído a Silvio (Rodríguez), a Pablo (Milanés) y a Oscar Chávez, Amparo (Ochoa) pero ahí me cambió la vida. Creo que en parte también porque ella tenía un timbre de voz más grave, pero sí la sentí como la madre de toda la música y por fortuna la pude conocer y cantar con ella tiempo después.