Pena de muerte
La cámara de ejecución de la Prisión Estatal de San Quentin, California, Estados Unidos. California Department of Corrections and Rehabilitation / Wikipedia

El condenado a muerte más antiguo de Missouri debe ser ejecutado en las próximas horas por matar a tiros a un agente de policía en 1996. Pero los abogados de Cecil Clayton, de 74 años, pidieron a la Corte Suprema y el gobernador estatal que le perdonen la vida, ya que Clayton padece de trastornos mentales debido a un accidente en 1972 y demencia agravada.

Clayton fue condenado por matar de un tiro en la frente al agente de policía Christopher Castetter, de 29 años y padre de tres hijos, que en ese momento investigaba un auto sospechoso.

En 2014, el estado ejecutó a 10 reos, una cifra récord

Los abogados de Clayton dicen que aun sufre las consecuencias de un accidente en 1972 en un aserradero, cuando un trozo de madera le atravesó el cráneo. Los cirujanos le extirparon el 8% del cerebro, incluida la quinta parte del lóbulo frontal que gobierna el juicio y el control de impulsos.

Los abogados dicen que Clayton tiene un muy bajo coeficiente intelectual, que no comprende el significado de su ejecución ni los motivos, por lo cual no puede ser ejecutado según la ley estatal.

Los abogados han apelado a la Corte Suprema y han pedido clemencia al gobernador de Missouri, al insistir que el deterioro de su salud mental le hace creer que la condena es producto de un complot en su contra. También cree, dicen, que Dios lo rescatará a último momento para que "viaje por el país tocando el piano y predicando el evangelio".

De llevarse a cabo, la ejecución sería la segunda en Missouri en lo que va del año. En 2014, el estado ejecutó a 10 reos, una cifra récord.