La CIDH exige un plan contra el racismo para la policía de EU

  • La CIDH mantuvo este lunes una audiencia sobre las denuncias de racismo en el sistema de justicia de Estados Unidos.
  • Han pedido que se atajen casos como el de la Policía de Ferguson.
  • Opinan que la violencia contra las minorías son "solo la punta del iceberg".
  • Con esta audiencia, EU ha sido uno de los países analizados en la primera jornada del 154 periodo de sesiones de la CIDH, que durará hasta el 20 de marzo.

Varias organizaciones defensoras de los derechos civiles exigieron este lunes a Estados Unidos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un plan nacional para erradicar el racismo de las fuerzas de seguridad.

La CIDH mantuvo este lunes una audiencia sobre las denuncias de racismo en el sistema de justicia de Estados Unidos, para evaluar el ambiente en el país, siete meses después de que el joven negro Michael Brown muriera, desarmado, por disparos de un policía blanco en la localidad de Ferguson.

Las recientes muertes de negros han puesto el foco en la forma en la que se aplica la Justicia

Las organizaciones han pedido que se atajen casos como el de la Policía de Ferguson, en el estado de Misuri, en el Medio Oeste de EU, cuya violencia contra las minorías consideran "solo la punta del iceberg".

"Las recientes muertes de negros han puesto el foco en la forma en la que se aplica la Justicia. Se necesita hacer más. Urgimos a Estados Unidos a adoptar un plan nacional de acción contra el racismo", reclamó Barbara Arnwine, presidenta del Comité de Abogados para los Derechos Civiles Bajo la Ley.

Un caso no exclusivo de Ferguson

Para Arnwine, el informe que el Departamento de Justicia publicó este mes sobre la Policía de Ferguson puede extenderse a todo el país, pues a su juicio el comportamiento racista tanto de la Policía como de las autoridades y la Justicia no es exclusivo de esta ciudad del sur del país.

"Lo que no dice el informe es que las personas, una vez que son arrestadas, pasan a tener antecedentes penales y son ciudadanos de segunda clase. Tendrán más difícil acceder a programas públicos para una vivienda o conseguir trabajo", destacó Arnwine.

En la audiencia, las organizaciones compararon las prácticas de la Policía de Ferguson con las de la de Nueva York, donde otro negro, Eric Garner, murió en julio por asfixia a manos de un policía blanco que le aplicó una llave de estrangulamiento prohibida cuando intentaba detenerlo.

Lo que no dice el informe es que las personas, una vez que son arrestadas, pasan a tener antecedentes penales y son ciudadanos de segunda clase

"El cuerpo de Policía de Nueva York, el más grande e importante de Estados Unidos, tiene un perfil racial a la hora de detener. Hombre de entre 18 y 42 años y negro", denunció la portavoz del Centro por los Derechos Constitucionales, Nahal Zanar.

Según sus datos, entre junio de 2012 y enero de 2014, los agentes neoyorquinos pararon en la calle a 4,4 millones de peatones, de los que el 85 % eran latinos o negros, a pesar de que estas minorías constituyen el 52 % de los ciudadanos de Nueva York.

"Los Departamentos de Policía deben de comprometerse con el cambio. Contratar a una mayor variedad étnica de agentes o dar más entrenamiento no va a cambiarlo todo. Es necesario que los agentes que actúan de forma violenta sean responsables de sus acciones", añadió.

"Es un error creer que el racismo ha sido eliminado"

Deborah L. Spence, de la división de Investigación y Desarrollo del Departamento de Justicia, respondió a las denuncias que las organizaciones realizaron durante la audiencia, solicitada por el Gobierno de Estados Unidos.

Spence reconoció que "es un error creer que el racismo ha sido eliminado" y recordó las palabras del presidente de EU, Barack Obama. durante el 50 aniversario de la marcha de Selma a Montgomery, en el estado de Alabama, que llevó a la aprobación de la ley de Derecho al Voto.

Sabemos que la marcha no ha terminado

"Sabemos que la marcha no ha terminado", dijo entonces el primer presidente negro del país ante miles de personas en el puente Edmund Pettus, donde los activistas fueron duramente reprimidos por la policía, en lo que pasó a la historia de EU como el "Domingo Sangriento".

La representante del Departamento de Justicia aseguró que hay un "firme compromiso" de Estados Unidos para luchar contra la discriminación a los negros tanto dentro del país como en otras naciones de América.

Con esta audiencia, Estados Unidos ha sido uno de los países analizados en la primera jornada del 154 periodo de sesiones de la CIDH, que durará hasta el 20 de marzo.