El director de la CIA considera que la maquinaria del Estado Islámico está perdiendo potencia

  • Admite que tomará años anular su capacidad militar y su poder de seducción.
  • "Vemos ahora indicadores significativos de que la maquinaria está sufriendo".
  • Asegura que el EI atraviesa ahora por una fase de evolución.

Pese a que tomará años anular su capacidad militar y su poder de seducción, la maquinaria del grupo terrorista del yihadista Estado Islámico (EI) comienza a perder potencia, consideró el director de la CIA, John Brennan.

Indicó que en esta fase son notables las divisiones entre las propias filas del grupo yihadista En una conversación sostenida en el Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York, Brennan sostuvo que en la CIA "vemos ahora indicadores significativos de que la maquinaria del EI está sufriendo, aunque eso no significa que ya no tiene energía".

El directivo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sostuvo que el Estado Islámico atraviesa ahora por una fase de evolución.

Indicó que en esta fase son notables las divisiones entre las propias filas del grupo yihadista, por lo que espera que esto desemboque en su desintegración, lo que sería consistente con el patrón de desarrollo de otros organismos similares.

Aclaró, sin embargo, que al menos unas 20 mil personas de unos 90 países se han unido a la lucha de EI en Irak y en Siria, además de que algunas de las "franquicias" de este grupo en el mundo continúan fortaleciéndose.

"Tomará tiempo, quizá años, disminuir y desacreditar no sólo las capacidades del EI, sino también su atractivo y su poder de seducción, por lo que debemos exhibir a estos individuos como asesinos y psicópatas", declaró el funcionario.

Unas 20 mil personas de unos 90 países se han unido a la lucha de EI en Irak y en Siria Resaltó además que parte del reto de combatir al EI proviene de su uso de las redes sociales de información, que amplifican el alcance y la amenaza de estos organismos en el mundo.

"La amenaza general del terrorismo es amplificada grandemente por el mundo interconectado de hoy, donde un incidente en una esquina del mundo puede de manera instantánea desatar una reacción a miles de millas, y donde un extremista puede en internet aprender a ejecutar un ataque", dijo Brennan.