Estudiantes de la Universidad Brown protestan por el manejo a los casos de violación sexual

  • Denuncian que a la universidad le interesa más proteger su reputación.
  • Los manifestantes recorrieron los pasillos en silencio, algunos de ellos se cubrieron la boca con un billete de un dólar.
  • Simbolizaron que se ha comprado el silencio a varias víctimas.
<p>Captura de pantalla de Google Maps de la Universidad de Brown.</p>
Captura de pantalla de Google Maps de la Universidad de Brown.
Google Maps

Cientos de estudiantes de la Universidad Brown realizaron el miércoles una marcha de silencio por el campus en protesta por el manejo de denuncias de asaltos sexuales, y aseveraron que a la universidad le interesa más proteger su reputación que a las víctimas.

A Brown le preocupa más proteger su imagen que proteger a la comunidad y a los estudiantes  Unos 400 manifestantes se concentraron en el patio central antes de marchar por la calle al University Hall, el edificio donde se encuentra la rectoría. Recorrieron los pasillos en silencio para luego formar un círculo en los portones de la prestigiosa universidad.

Muchos participantes se cubrieron la boca con billetes de un dólar, como símbolo de que se ha comprado el silencio a varias víctimas. Los dirigentes de la protesta usan el hashtag #MoneyTalksAtBrown (el dinero habla en Brown) en las redes sociales para llamar la atención sobre las denuncias.

"Nos parece que a Brown le preocupa más proteger su imagen que proteger a la comunidad y a los estudiantes que residen aquí", dijo Jeanette Sternberg Lamb, una de las dirigentes. "El dinero y la influencia fueron dos factores de división".

La universidad desistió recientemente de investigar denuncias de dos estudiantes que dijeron haber sido drogadas y una de ellas atacada sexualmente en una fiesta realizada el 17 de octubre por la fraternidad Phi Kappa Psi.

En noviembre, la universidad anunció que los análisis clínicos a una de ellas habían revelado la presencia de una droga utilizada en violaciones, conocida como GHB. Pero la semana pasada las autoridades universitarias dijeron que el laboratorio se había retractado cuando expertos cuestionaron los resultados.

Sternberg Lamb y otros dirigentes pusieron en entredicho la decisión de la universidad. Dicen que está protegiendo a uno de los dos hombres mencionados en las denuncias porque es pariente de un directivo universitario.

Sternberg Lamb aclaró luego a la Associated Press que no sabe si las relaciones familiares del acusado tuvieron algo que ver con la decisión de la universidad, pero que algunos estudiantes están preocupados por ese aspecto.

La universidad rechazó la insinuación y dijo en un comunicado que "las conexiones familiares del estudiante" no influirían en la investigación.