El empeño republicano por bloquear la acción migratoria tiene un riesgo político: estudio

  • Una investigación de la Universidad del Sur de California advierte del costo político de bloquear la medida a cualquier precio.
  • Hay cinco millones y medio de ciudadanos que viven en un hogar con una madre o un padre elegibles para no ser deportados.
  • Casi 600 mil de ellos tienen derecho a votar y un millón 700 mil podrán hacerlo en 2020.
<p>Cientos de niños piden en Los Ángeles al gobierno de Barack Obama que frene las deportaciones que separan familias.</p>
Cientos de niños piden en Los Ángeles al gobierno de Barack Obama que frene las deportaciones que separan familias.
NOTIMEX

Los republicanos se enfrentarán a un retroceso político si se empeñan en oponerse a medidas sobre inmigración, advirtió el miércoles un estudio de la Universidad del Sur de California (USC).

"Un riesgo político para los republicanos será inevitable si se siguen aferrando a bloquear la expansión del programa de alivio migratorio temporal del presidente Barack Obama", indicó el informe publicado por el Centro para el Estudio de Integración de los Inmigrantes de la USC.

Es importante recordar que en 2020, estos niños representarán un millón 700 mil nuevos votantes en el país El estudio encontró que hay cinco millones 500 mil ciudadanos estadunidenses que viven en un hogar con una madre o un padre elegibles para permisos de trabajo y la estancia temporal sin deportación bajo el programa de Obama.

Casi 600 mil de ellos actualmente tienen derecho a votar y un millón 700 mil serán elegibles para votar en 2020.

Los autores del informe, simpatizantes con las medidas de Obama, señalaron que esos votantes pueden ser apagados por recientes esfuerzos de los líderes republicanos para detener la expansión de la acción diferida.

"La gente recuerda", advirtió Manuel Pastor, director del centro de la USC y co-autor del informe. "El debate en el último par de años, probablemente tendrá larga duración de impactos políticos", aseveró.

"Para quienes están empeñados en revertir acciones del presidente, es importante recordar que en 2020, estos niños representarán un millón 700 mil nuevos votantes en el país", manifestó.

"Estos votantes tendrán recuerdos de cómo determinados líderes políticos trataron a sus seres queridos en un momento crítico de transición en nuestra política de inmigración", añadió.

Una encuesta de diciembre pasado encontró que el público está dividido sobre los planes de Obama para expandir el programa de acción diferida.

Se encontró que el 50% de los estadounidenses desaprueba la expansión, mientras que 46% la respalda. Además ocho de cada 10 republicanos la desaprueba y siete de cada 10 demócratas están a favor de ella.

Los programas de Acción Diferida para los Llegados en la Niñez (DACA) y de Acción Diferida para Padres de Estadunidenses y Residentes Legales (DAPA) fueron anunciados por el presidente en noviembre pasado.

Docenas de estados demandaron detener el despliegue previsto de DAPA, que ofrecería protección de hasta 3.7 millones de padres de ciudadanos nacidos en Estados Unidos o residentes legales permanentes, así como la ampliación del DACA.

Los estados, encabezados por Texas, acusaron a Obama de extralimitación presidencial.

Un juez federal de Texas ordenó el cese temporal de la expansión del programa el mes pasado y el asunto sigue retenido por argucias judiciales.

El Congreso, controlado por los republicanos, también intentó bloquear la expansión al negarse a financiar los programas.