Thomas Jackson, el jefe de la Policía de Ferguson, dimite

El jefe de la Policía de Ferguson, Thomas Jackson, presentó su renuncia a través de una carta. La ciudad de Missouri informó en un comunicado que llegó a un acuerdo de separación mutua con Thomas Jackson, quien recibirá una indemnización por despido y seguro médico por un año. El teniente coronel ocupará la vacante en forma interina desde el 19 de marzo mientras la ciudad busca a un reemplazo.

Jackson se convierte en el sexto empleado de la ciudad en renunciar o ser despedido desde que Justicia presentó su polémico informe Jackson se había resistido a renunciar, solicitud que hicieron manifestantes y algunos de los líderes electos más importantes del estado, por su manejo del tiroteo de agosto pasado en el que murió Michael Brown y las violentas protestas que siguieron a los hechos.

Varios mensajes de texto y llamadas telefónicas al alcalde James Knowles III, así como a Jackson, no fueron respondidos. Jackson le dijo al diario Saint Louis Post-Dispatch que sintió que era momento para que la ciudad dejara el asunto atrás.

"Creo que es lo apropiado en este momento", comentó Jackson. "Esta ciudad necesita avanzar sin distracciones".

El sexto empleado que se va

Jackson se convierte en el sexto empleado de la ciudad en renunciar o ser despedido desde que la semana pasada el Departamento de Justicia emitió un reporte que exculpaba al oficial Darren Wilson de cargos por derechos civiles en el tiroteo, pero encontró un sistema judicial enfocado en generar ingresos y un arraigado sesgo racial al interior del departamento de policía de la ciudad.

La renuncia del jefe de policía fue bien vista por los legisladores estatales que representan a Ferguson.

"Hay muchas personas que aprobarían eso", dijo la representante demócrata estatal, Sharon Pace, quien representa el vecindario donde Michael Brown murió a tiros.

Jackson supervisó la policía de Ferguson durante casi cinco años antes del tiroteo que generó meses de descontento a lo largo de la región de Saint Louis y atrajo la atención mundial a una ciudad de 21.000 habitantes, predominantemente negros.

Jackson se había resistido a exhortos previos para que renunciara por el manejo de la muerte de Mike Brown

El Departamento de Justicia federal emitió la semana pasada un reporte que resolvía no levantar cargos contra el oficial Darren Wilson por posibles violaciones a derechos civiles, pero que señalaba la existencia de discriminación racial generalizada en el departamento de policía.

Su renuncia se produce una semana después de que un informe del Departamento de Justicia criticase fuertemente al departamento de policía de Ferguson por prejuicios contra los ciudadanos afroamericanos.

John Shaw, el administrador de Ferguson, dimitió el martes tras el negativo informe sobre las autoridades de esta ciudad de Missouri.

El informe denunció que la policía utiliza de forma desproporcionada la fuerza excesiva contra los negros y que los conductores afroamericanos eran detenidos y perseguidos con más frecuencia que los automovilistas blancos.