Pena de muerte: Oklahoma podría permitir la ejecución por medio de gas nitrógeno

Oklahoma podría ser el primer estado en permitir la ejecución de los condenados a muerte por medio de gas nitrógeno según un proyecto aprobado por amplia gran mayoría el martes en la Cámara de Representantes.

El proyecto pasa ahora al Senado, donde una medida similar fue aprobada por un comité con apoyo bipartidistaLa cámara baja aprobó por 85-10 el proyecto del republicano Mike Christian, que empezó a estudiar los métodos alternativos después que una ejecución fallida por inyección hizo que la Corte Suprema nacional considerara la constitucionalidad del método de Oklahoma con tres fármacos.

Christian dijo que numerosos estudios se han efectuado sobre la disminución del oxígeno por medio del nitrógeno, que es similar a la situación que experimentan los pilotos a grandes alturas cuando disminuye el suministro de oxígeno. Describió el método como humano, indoloro y fácil de administrar.

"Creo que es revolucionario", afirmó Christian, expatrullero de Oklahoma y enérgico partidario de la pena de muerte. "Creo que es el mejor método que hemos encontrado desde el comienzo de las ejecuciones por parte del gobierno".

Christian dijo que las autoridades de la prisión en varios estados manifestaron interés en su propuesta, pero no los nombró.

El proyecto pasa ahora al Senado, donde una medida similar fue aprobada por un comité con apoyo bipartidista.

Únicamente como segunda opción

Según el proyecto, la inyección letal seguirá siendo el método de ejecución preferido, pero el gas nitrógeno se utilizará si aquel es declarado inconstitucional o si no se dispone de los fármacos. Según la ley actual, la electrocución es el segundo método alternativo, seguido por el fusilamiento.

Según la ley actual, la electrocución es el segundo método alternativo, seguido por el fusilamiento Christian afirmó que no habría necesidad de construir una cámara de gas y que el nitrógeno puede ser administrado dentro de una carpa o por medio de una máscara. Agregó que el problema que tienen los estados donde se aplica la pena de muerte para conseguir los fármacos legales sería aliviado con la compra de un generador de nitrógeno, que daría a las autoridades correccionales un suministro inacabable.

Al contrario que las cámaras de gas tradicionales que usaban drogas como cianuro que causaban la acumulación de anhídrido carbónico en la sangre, Christian dijo que la ingestión de nitrógeno sería indolora porque produce hipoxia, una pérdida gradual de oxígeno en la sangre.

Ningún estado ha usado nitrógeno o gas inerte para ejecutar a un condenado, ni hay registros de su uso en otros países, según el más reciente informe de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte en el mundo.

Las ejecuciones en Oklahoma están en suspenso mientras la Corte Suprema nacional revisa el método de inyección letal que usa el estado.