La enfermera Nina Pham demandará al hospital donde se contagió de ébola en Dallas

  • Interpondrá una demanda en una corte estatal en Dallas este lunes contra Texas Health Resources, la compañía propietaria del hospital.
  • Alega que no se le ofreció capacitación para atender debidamente a un paciente con la enfermedad, ni tenía el equipo adecuado para hacerlo.

Nina Pham, la primera persona en haberse contagiado con el virus del ébola dentro del país tras atender a un paciente en Dallas, anunció que interpondrá este lunes una demanda por negligencia en contra del Hospital Presbiteriano de Salud de Texas.

En una entrevista con el periódico The Dallas Morning News, la enfermera, de 26 años de edad, adelantó que interpondrá una demanda en una corte estatal en Dallas este lunes contra Texas Health Resources, la compañía propietaria del hospital.

Formó parte del equipo que atendió a Thomas Eric Duncan, quien murió de la enfermedad En la demanda, Pham argumenta que el Hospital no ofreció capacitación a su personal para atender debidamente a un paciente con ébola, ni contaba con el equipo adecuado para hacerlo.

La enfermera también acusará al nosocomio y a su compañía propietaria de violaciones a su privacidad, al haber difundido contra su voluntad su nombre luego de haber contraído el virus.

Pham fue diagnosticada con ébola el 11 de octubre de 2014 y fue atendida primero en el Hospital Presbiteriano de Salud de Texas en Dallas, donde laboraba y fue contagiada, y luego en los Institutos Nacionales de Salud (NIH), en Bethesda, Maryland.

Pham fue una de las dos enfermeras que se infectó con el virus del Ébola al formar parte del equipo que atendió a Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado con ébola en este país, en el Hospital Presbiteriano de la Salud en Dallas.

Duncan falleció a causa de la enfermedad el ocho de octubre de 2014. Pham fue dada de alta y regresó a Dallas el 24 de octubre.

Amber Vinson, la segunda enfermera que se contagió con ébola al atender a Duncan, logro también superar la enfermedad tras recibir tratamiento en Atlanta, Georgia.