Destinan más de 300 mil millones de dólares para un programa de emergencia contra el ébola

  • El Departamento de Salud y Servicios Humanos anunció la entrega inicial de 194 mil 400 millones de dólares a las autoridades sanitarias estatales.
  • Nueva York recibirá casi 22 mil millones de dólares, seguido de Texas (17 mil millones), Pensilvania (15.6 mil millones), Maryland (15.3 mil millones).

Estados Unidos aumentó a 339 mil 500 millones de dólares los fondos para su programa doméstico de preparación ante la emergencia de ébola.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) anunció en días pasados la entrega inicial de 194 mil 400 millones de dólares a las autoridades sanitarias estatales para el desarrollo de estrategias regionales y de sistemas de preparación y respuesta a un potencial brote de ébola.

El financiamiento total fue aprobado por el Congreso en diciembre El financiamiento total fue aprobado por el Congreso en diciembre pasado a través de una asignación presupuestal de emergencia, según informes del HHS.

Estados Unidos ha trabajado en el fortalecimiento de su estrategia doméstica de preparación y respuesta desde el otoño pasado, luego de los primeros casos de ébola diagnosticados en el país, a raíz del brote de este virus en África Occidental en 2014.

El 30 de septiembre pasado, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), diagnosticaron el primer caso de ébola en Estados Unidos en un hombre que viajó a Dallas, Texas, proveniente de Liberia. Uno de los países africanos afectados por la peor epidemia de la infección en la historia.

Para el 15 de octubre dos trabajadoras del Hospital Presbiteriano que atendieron el primer caso de ébola, habían sido también diagnosticadas con la enfermedad

El CDC y oficiales de salud pública tuvieron que monitorear 177 personas en Texas, 164 en Ohio y 117 en Nueva York, tras la confirmación de esos cuatro casos de ébola en el país.

Se atendieron 10 pacientes en 2014

La unidades especializadas para enfermedades infecciosas en Atlanta, Georgia, Bethesda, Maryland y Omaha, Nebraska, así como un hospital en Nueva York, atendieron el año pasado en total 10 pacientes que fueron traídos para su tratamiento o fueron diagnosticados localmente.

El fallo inicial en detectar la infección en el liberiano en el hospital de Dallas y su posterior fallecimiento, así como el contagio de dos de las enfermeras que lo atendieron suscitó una controversia nacional y llevó a las autoridades y el Congreso a mejorar el sistema nacional de preparación.

La estrategia incluye establecer un centro especial para el tratamiento de ébola El HHS señaló como "crítico" que los centros hospitalarios realicen una detección temprana de los casos de ébola para prevenir la propagación y asegurar la recuperación , así como reconocer que el cuidado de pacientes de ébola es clínicamente "complejo" y demandante.

La estrategia incluye establecer un centro especial para el tratamiento de ébola y otros patógenos especiales en cada una de las 10 regiones designadas por el HHS en el país.

Los mayores montos de financiamiento para hospitales y sistemas de salud estatales fueron asignados teniendo en cuenta el grado de riesgo en la incidencia de casos.

Nueva York recibirá casi 22 mil millones de dólares, seguido por Texas (17 mil millones), Pensilvania (15.6 mil millones), Maryland (15.3 mil millones), Georgia (13.9 mil millones) y California (13.2 mil millones), entre otros.

El brote de ébola ocasionó la muerte de dos personas en Estados Unidos, mientras en Liberia, Guinea y Sierra Leona han sido confirmados 23 mil 406 casos, con un total de nueve mil 457 muertes. hasta el momento, según información de la Organización Mundial de la Salud.

Un estudio publicado en la última edición de MBio, una revista de la Sociedad Americana de Microbiología encontró "muy probable" la transmisión del virus de Ébola por vía aérea y señaló la necesidad de estudiarla con mayor profundidad.

Hasta ahora las autoridades sanitarias consideran la transmisión del virus sólo a través de contacto directo de sangre, heces fecales, vómito, leche materna o semen infectados.