México lamenta el freno de un juez federal a las medidas migratorias de Obama

  • La Embajada y consulados mexicanos en EU se mantendrán atentos al proceso judicial.
  • Este lunes un tribunal federal de Texas bloqueó la acción ejecutiva anunciada en noviembre.
  • Tan sólo 24 horas después, este miércoles entraba el vigor la primera medida de la acción ejecutiva, la ampliación del DACA.

México lamentó el martes la decisión de un juez federal de Texas de congelar las medidas migratorias de Barack Obama, anunciadas el pasado mes de noviembre y que tienen como objetivo librar de la deportación a cerca de cinco millones de inmigrantes indocumentados.

A nombre del gobierno mexicano, la Secretaría de Relaciones Exteriores señaló en un comunicado que su embajada y consulados en Estados Unidos se mantendrán atentos al proceso judicial y alertó a sus ciudadanos a no caer en posibles engaños y fraudes migratorios a raíz de la decisión del juez.

"El gobierno de México... lamenta la decisión del juez", señaló la cancillería.

Los mexicanos representan uno de los mayores grupos migrantes en Estados Unidos y serían los más beneficiados con las medidas de Obama

El juez federal de distrito en Texas bloqueó la acción ejecutiva de Obama un par de días antes de que entrara en vigor la primera medida: ampliar un programa que protege a jóvenes inmigrantes de ser expulsados si ingresaron de forma ilegal cuando eran niños.

La mayor parte de la orden presidencial, que amplía esa protección a padres de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que lleven varios años en el país, no está prevista que comience a aplicarse sino hasta el 19 de mayo.

Mexicanos, mayores beneficiados

Los mexicanos representan uno de los mayores grupos migrantes en Estados Unidos y serían los más beneficiados con las medidas de Obama.

De los cerca de 11 millones de inmigrantes que viven en Estados sin la documentación necesaria, más de la mitad son mexicanos.

La cancillería llamó a la comunidad mexicana en Estados Unidos a entrar en contacto con las autoridades consulares para estar al tanto del proceso judicial.

México y los países de Centroamérica fueron los primeros en elogiar en noviembre las medidas anunciadas por Obama, al considerar que permitirán aliviar la situación de muchos de sus migrantes.