Nueva Inglaterra deberá verter grandes montones de nieve al mar para limpiar las calles

  • Más de 60 centímetros de nieve se apilaron este lunes en partes de Nueva Inglaterra.
  • El alcalde de Boston señaló que las escuelas permanecerían cerradas un día más.
  • Los meteorólogos señalaron que podría nevar más el jueves.

Una persistente tormenta que descargó más de dos pies (60 centímetros) de nieve en algunas zonas de Nueva Inglaterra empezaría por fin a disolverse el martes, pero no sin antes someter al sistema de transportes de la zona de Boston y forzar a algunas comunidades a considerar el vertido de grandes montones de nieve al océano para ayudar a despejar las calles atascadas.

Advierten que podría nevar más el jueves El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker dio otro día libre al personal no de emergencia residente en las zonas más afectadas del estado, mientras que el alcalde de Boston señaló que las escuelas permanecerían cerradas un día más.

La nevada se sumó a otras dos recientes, destrozando los récords de nieve caída en un periodo de 30 días en la ciudad.

Para empeorar las cosas, los meteorólogos señalaron que podría nevar más el jueves. Aun así, algunos residentes se lo tomaron bien.

"Sinceramente, me parece bien", comentó Helen Ferrullo, de 70 años, de Weymouth, donde el lunes habían caído 26,5 pulgadas (67,31 centímetros) de nieve. "No puedes cambiarlo. La nieve está aquí. No puedes hacer nada sobre eso".

A continuación, los últimos detalles sobre un invierno que no se rinde.

Problemas de desplazamientos

Los metros, tranvías y trenes de cercanías en Boston se quedaron congelados a las 7 de la tarde del lunes, y se esperaba que siguieran inactivos el martes, con sólo un servicio limitado de autobuses en marcha. La Autoridad de Transportes de la Bahía de Transportes dijo necesitar el receso para despejar la nieve y el hielo de las vías y estudiar los daños provocados por la serie de tormentas. "Si no van a estar operando bien, entonces no deberían operar en absoluto", dijo Joseph Dell'Erario, de 24 años, al tomar uno de los últimos trenes a casa en Somerville antes del cierre el lunes por la noche. Baker dijo sentirse frustrado por los problemas en el sistema de transportes más antiguo del país, y prometió una "larga conversación" con los responsables del metro, conocido como T, sobre cómo mejorar las cosas cuando mejore el tiempo. El Amtrak canceló el lunes partes de su servicio ferroviario de pasajeros conectando Nueva York con la ciudad de Nueva York y los aeropuertos de Nueva Inglaterra cancelaron cientos de vuelos. Los responsables del aeropuerto de Logan en Boston esperaban reanudar el servicio normal de pasajeros para mediodía del martes.

Muerte retirando nieve

Cesar Moya, Un hombre de 60 años que acababa de terminar su turno en la panadería de un supermercado en Medford, Massachusetts, fue golpeado en un aparcamiento por una quitanieves de una firma privada y murió en el hospital, según las autoridades. La policía entrevistó al conductor de la topadora de nieve pero no se presentaron cargos en un primer momento.

Más nieve, menos dinero

La constante racha de tormentas invernales ya se ha llevado el 70% del presupuesto de mantenimiento invernal del Departamento de Transportes de Nueva Hampshire. También en Rhode Island, las autoridades señalaron que la ventisca del lunes acabaría con lo que quedaba de su presupuesto de 14 millones de dólares para retirar nieve y casi toda su reserva de sal. El alcalde de Pawtucket, en Rhode Island, dijo que retirar nieve estaba costando tanto dinero al ayuntamiento que había ordenado congelar las contrataciones o la compra de material no imprescindible. Baker ha pedido a los legisladores de Massachusetts 50 millones de dólares adicionales para recoger nieve, mientras el estado trata de manejar un déficit presupuestario de 768 millones de dólares.

Aprueban llevar la nieve al oceáno

Las autoridades medioambientales Massachusetts dieron luz verde a ciudades y pueblos sin un lugar donde dejar la nieve para que viertan parte al océano o a otros cuerpos de agua si es necesario. Las comunidades locales podrán tomar medidas de emergencia para descargar nieve en aguas abiertas, algo que normalmente está prohibido. Las autoridades también están recurriendo a mecanismos para derretir la nieve. 

Colapso de tejados

Las autoridades emergencias de Massachusetts instaron a vecinos y empresarios a tomar medidas para despejar la nieve de tejados que pudieran colapsar por el peso. El lunes se registraron varios colapsos parciales.

Oído en las calles

"Andaban casi como zombis. Llevan 20 horas seguidas trabajando", señaló Carrie Sullivan sobre los conductores de topadoras de nieve que comían en su restaurante de Weymouth. "Me estoy hartando de verdad de la nieve. Es implacable", dijo Matt Beauregard, propietario del Capital Deli en Concord, Nueva Hampshire.