Bill de Blasio presenta un ambicioso plan para construir viviendas asequibles en NY

  • Pretende construir 160,000 apartamentos a precio de mercado.
  • Este martes ofreció su discurso del Estado de la Ciudad.
  • Exigirían a los urbanizadores que incluyan unidades económicas, "no como una opción sino como precondición".

El alcalde Bill de Blasio usó el martes su discurso del Estado de la Ciudad para presentar un ambicioso plan de construir cientos de miles de viviendas asequibles en la ciudad.

Nueva York se arriesga a tomar las características de una comunidad cerrada De Blasio dijo que su plan, que incluye construir 160,000 apartamentos a precio de mercado y construir o preservar 200,000 unidades asequibles, sería un gran paso para cumplir su promesa de campaña de reducir la brecha que divide a los pobres y ricos en Nueva York.

"Si no hacemos algo, algo audaz, Nueva York se arriesga a tomar las características de una comunidad cerrada", dijo De Blasio. "Un lugar definido por la exclusividad, en vez de la oportunidad. No podemos permitir que eso suceda".

De Blasio lograr su meta de construir comunidades más densas, económicamente diversas y con viviendas asequibles mediante reglas que exijan a los urbanizadores que incluyan unidades económicas, "no como una opción sino como precondición" en todas las nuevas urbanizaciones importantes.

El plan contempla transformar vecindarios enteros desde Staten Island hasta Brooklyn y crear un servicio de ferry en toda la ciudad para hacer los vecindarios más alejados atractivos para los urbanistas. También pidió viviendas más asequibles para artistas y programas que protejan a los neoyorquinos que enfrentan el desplazamiento debido al aumento de los alquileres y el acoso.

De Blasio ha dicho que el programa es "el mayor plan de vivienda asequible que se haya propuesto a nivel local en la historia del país". El año pasado, el gobierno municipal salvó y preservó más de17,300 viviendas asequibles, lo suficiente para albergar a casi 42,000 personas.

El costo de la vivienda es exorbitante en buena parte de la ciudad y para la mayoría de los neoyorquinos el pago de la vivienda es su mayor costo mensual.