Los Ángeles inicia una campaña de recaudación de fondos para ayudar a los inmigrantes

  • El alcalde pretende recaudar 10 millones de dólares.
  • Lo recaudado se destinará a organizaciones comunitarias a procesar solicitudes de inmigrantes.
  • Está destinado a inmigrantes ilegales que soliciten que sus procesos de deportación sean suspendidos.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti anunció el viernes el inicio de una campaña para recaudar 10 millones de dólares que se destinarán a organizaciones que ayudarán a procesar solicitudes de inmigrantes que se amparen a los planes de suspensión de deportación del presidente Barack Obama.

Otro grupo, de padres inmigrantes, también podrá solicitar este beneficio probablemente a partir de mayo. La campaña llamada Step Forwad L.A. (Colabora Los Ángeles) ayudaría a las organizaciones comunitarias a procesar algunas de las solicitudes podría haber en el área de Los Ángeles.

"Queremos ser un modelo", dijo Garcetti, tras informar sobre la campaña a unos 150 activistas y filántropos en un foro en el que participaron el secretario adjunto del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y Antonia Hernández, directora ejecutiva de la Fundación Comunitaria de California.

Jóvenes inmigrantes que viven en el país de manera ilegal podrán solicitar, a partir del 18 de febrero, que sus procesos de deportación sean suspendidos a través de un plan anunciado el año pasado por Obama. Otro grupo, de padres inmigrantes, también podrá solicitar este beneficio probablemente a partir de mayo.

La campaña ya cuenta con cinco millones de dólares prometidos, dijo Hernández, cuya organización lidera el esfuerzo junto con el Fondo de la Alcaldía de Los Ángeles, una organización no lucrativa que recauda fondos para programas municipales que necesitan recursos adicionales.

"(La campaña) va a necesitar muchos más recursos que esto. Esta es una tarea costosa", dijo Hernández.

Los fondos comenzarán a ser entregados a partir del próximo mes, cuando la fundación dé un millón de dólares a organizaciones comunitarias, agregó Hernández.

Los inmigrantes que no puedan pagar el costo del proceso de solicitud, menos de 500 dólares, podrán pedir prestado ese dinero de un programa que también estará disponible, agregó.

"Creemos que este es el primer paso para tener una reforma de inmigración", añadió Hernández.