Una madre de Florida logra que la justicia le permita hablar en español al visitar a su hija

  • La mujer, de origen venezolano, perdió la custodia de la menor tras divorciarse.
  • Incialmente, el juez le impuso hablar únicamente en inglés durante los encuentros personales y las llamadas telefónicas diarias con la niña.
  • La madre ha logrado ganar legalmente el derecho a comunicarse con su hija en su lengua materna.

Una madre residente en Florida ha ganado la batalla legal para poder hablar con su hija en español, luego de que inicialmente el juez le impusiera que la comunicación con la menor, tanto las llamadas telefónicas diarias que mantenían como las visitas personales, debían realizarse en persona, bajo el argumento de que el padre de la niña no habla más que inglés, según reporta el diario Washington Post.

No había base probatoria de la sentencia del tribunal de primera instancia para restringir a la madre el uso de su lengua materna La mujer, de origen venezolano y con un inflés fluído, perdió la custodia de su hija tras el divorcio. La justicia decidió en 2010 entonces que como el padre de la niña no habla español era lo más adecuado que toda la comunicación madre-hija se realizase estrictamente en inglés.

Sin embargo, esta semana, la justicia ha convenido favorable para la menor que la comunicación con su madre sea en castellano, dado que de lo contrario, si no llegase a manejar bien la lengua castellana, la niña podría desvincularse del idioma y perder así relación con sus familiares hispanos, dictaminó el juez, venezolanos en este caso.

Por otra parte, detalla el mencionado diario, el padre (con la custodia) tampoco presentó ninguna prueba de que hablar español con la madre sería perjudicial para la niña. Por lo tanto, simplemente no había base probatoria de la sentencia del tribunal de primera instancia para restringir a la madre el uso de su lengua materna. Incluso si se hubiera solicitado tal restricción, que no fue el caso, y por lo tanto el fallo constituye un abuso imprudente.