Jennifer Aniston revela que padece su dislexia: "Pensaba que no era muy inteligente"

  • Lo descubrió a los 20 años durante la visita a un centro especializado.
  • Aniston pensaba que su problema radicaba en que no era muy inteligente.
  • Durante una entrevista, habló sobre su exmarido, Brad Pitt.

Si Jennifer Aniston hablaba hace pocas semanas de su gran fobia (el miedo a meter la cabeza bajo el agua y cómo esto le afectó en el rodaje de Cake), esta semana ha seguido desvelando varios secretos que hasta ahora tenía guardados para ella.

Su dislexia

Aniston supo con 20 años que era disléxica. Tenía dificultad a la hora de leer, lo que le imposibilitaba la compresión correcta. Con esto, ha explicado recientemente,  tuvo que lidiar en sus inicios como actriz.

"Simplemente, de joven creía que no era inteligente y me estuve esforzando durante años con esa creencia porque me costaba mucho memorizar cosas", explicó al New York Post, donde contó que no fue hasta el momento en que acudió a un especialista cuando le explicaron lo que sucedía. "Fui pensando que tendría que ponerme gafas y resultó que salí sabiendo que era disléxica".

"Me pusieron unas lentes especiales, con un cristal azul y otro rojo para leer y luego me hicieron 10 preguntas sobre lo que había leído", recordó. "Solo conseguí tres aciertos. Me miró los ojos con un ordenador que mostraba a dónde iban a parar mis ojos cuando leía y descubrió que mi vista saltaba cuatro palabras y luego volvía dos atrás. Incluso detectaron que tenía un ojo vago", añadió.

"Todos mis traumas de infancia encontraron explicación", concluyó.

Sobre su ruptura con Brad Pitt

Si Aniston enterró hace poco el hacha de guerra con Angelina Jolie, también ahora ha tenido palabras amables con su exmarido, Brad Pitt.

"Ninguno hizo nada incorrecto", contó Aniston, según recogía Daily Mail esta semana. "Nos deseamos lo mejor y ya está. A veces las cosas son así".

Aniston y Pitt se divorciaron en 2005.