Los inmigrantes que deseen una tarjeta de identificación en NY deben esperar seis meses

  • El carné permitirá a cerca de 500,000 inmigrantes acceder a edificios públicos, abrir una cuenta bancaria o identificarse ante la Policía.
  • Todos los neoyorquinos son elegibles para obtenerlo si tienen más de 14 años y pueden demostrar su identidad y que residen en la ciudad.

Inmigrantes sin autorización interesados en obtener un carné de identificación municipal en la ciudad de Nueva York deberán armarse de paciencia: la demanda para obtener el documento ha sido tan grande que las citas para tramitar la tarjeta no pueden conseguirse antes de julio o agosto.

Largas filas son comunes en bibliotecas o puertas de organizaciones comunitarias de Queens, Brooklyn o el Bronx, donde los inmigrantes esperan horas para tramitar el documento o para tan sólo obtener una cita con un funcionario municipal que realizará el trámite.

Es algo necesario. En cualquier lado piden identificación El carné municipal permitirá a los aproximadamente 500.000 inmigrantes que viven ilegalmente en la ciudad obtener acceso a edificios públicos, abrir una cuenta bancaria en ciertas cooperativas e identificarse ante agentes de policía si éstos los paran, entre otras cosas.

Azuzena López, una inmigrante mexicana de 35 años, dijo que esperó horas la semana pasada para lograr una cita este viernes para tramitar el documento.

"Es algo necesario. En cualquier lado piden identificación", dijo López en la sede de la organización de ayuda Se Hace Camino Nueva York, en Queens. "Sobre todo necesito la tarjeta para entrar a la escuela de mis hijos. Hasta ahora tenía que usar mi pasaporte".

Buscan reducir el tiempo de espera

Todos los neoyorquinos son elegibles para obtener el documento si tienen más de 14 años y pueden demostrar su identidad y que residen en la ciudad.

La demanda demuestra la confianza de la gente en este programa "La ciudad está trabajando para aumentar la capacidad de procesar solicitudes y reducir el tiempo de espera para obtener citas", dijo Maibe Ponet, portavoz del alcalde Bill de Blasio, a la AP.

"Estamos muy animados con la extraordinaria respuesta de los neoyorquinos al programa de identificación municipal. La demanda demuestra la confianza de la gente en este programa, y la necesidad que había de contar con este tipo de identificación", agregó.

La tarjeta no servirá como licencia de conducir y no será reconocida por agencias federales.

La ciudad ha anunciado que la tarjeta también servirá para obtener descuentos en la entrada a museos. El objetivo del anuncio es promover que cualquier neoyorquino la obtenga en lugar de tan sólo inmigrantes sin autorización, que podrían quedar así catalogados por su condición.