Greg Abbott se convierte en el gobernador número 48 en Texas

  • Sustituye al también republicano Rick Perry.
  • La ceremonia de inicio costará más de 4.5 millones de dólares en festividades.
  • "Haré que Texas siga siendo el mejor estado de América".
  • En su discurso Abbott sacó a relucir la seguridad y la protección en la frontera con México.
<p>El republicano juramenta como nuevo gobernador del estado de Texas.</p>
El republicano juramenta como nuevo gobernador del estado de Texas.
TWITTER: @tedcruz

El republicano Greg Abbott se ha convertido oficialmente este martes en el gobernador número 48 del estado de Texas, tras juramentar como tal.

Abbott sustituye en el cargo al también republicano Rick Perry, y se convierte en el nuevo gobernador del estado desde el año 2000.

Abbott encabezó una coalición de una veintena de estados que se dirigió a la corte federal para intentar bloquear la acción migratoria de Obama anunciada en noviembre El político no tardó en compartir su "honor" ante el cargo luego de la ceremonia a través de su cuenta oficial en Twitter, donde dijo que "mantendrá Texas como el mejor estado de América".

La ceremonia de inicio costará más de 4.5 millones de dólares en festividades, según publica Telemundo.

Entre los gastos a sufragar, se celebra un desfile, un concierto de Lady Antabellum, un "pic nic" con barbacoa masiva y toneladas de "brisket".

En su discurso Abbott sacó a relucir uno de los temas más controvertidos en el estado de Texas, la seguridad y la protección en la frontera con México.

"Debemos hacer más por los millones de texanos que están cansados de ver cómo el Gobierno federal ignora el imperio de la ley y la soberanía de nuestro estado negándose a proteger nuestra frontera", dijo, según informa Reuters.

Abbott, un cristiano devoto de 57 años, reemplaza a Rick Perry, tras desempeñarse por más de un década como fiscal general de Texas.

Abbott encabezó una coalición de una veintena de estados que se dirigió a la corte federal para intentar bloquear un decreto del presidente Barack Obama para reducir la amenaza de deportación para millones de inmigrantes indocumentados.