Hallan la sonda 'Beagle 2' tras estar perdida 12 años en Marte

  • Las fotografías que han captado las sondas que orbitan alrededor de Marte han localizado la 'Beagle 2' a unos 6 kilómetros del lugar previsto para su aterrizaje.
  • Un fallo técnico provocó que la sonda británica quedara totalmente incomunicada.
<p>Científicos de la ESA encuentran la sonda ´Beagle 2´ en la superficie de Marte, doce años después.</p>
Científicos de la ESA encuentran la sonda ´Beagle 2´ en la superficie de Marte, doce años después.
NASA

Contra todo pronóstico, la sonda Beagle 2, que se creía perdida desde hacía más de una década, se posó sobre la superficie marciana con éxito y logró sobrevivir al aterrizaje el 25 de diciembre de 2003, cuando tenía previsto contactar con la Tierra, una comunicación que nunca se llegó a producir.

El reducido tamaño de la sonda complicó la localizacion del artefactoAhora, después de doce largos años, las fotografías que han tomado las sondas que orbitan alrededor de Marte, junto a una labor de búsqueda incansable y laboriosa por parte del equipo de la ESA, han facilitado encontrar a la británica Beagle 2 a unos 6 kilómetros del lugar previsto para su aterrizaje controlado en Marte.

"Estoy encantado de poder decir que, finalmente, hemos encontrado la sonda", comentó entusiasmado Mark Sims, de la Universidad de Leicester, según recoge la NASA.

El pequeño tamaño de la Beagle 2, de unos dos metros de ancho, complicó la localización del artefacto a lo largo de todos estos años, ya que se trata de una longitud que está al límite de lo que pueden captar las cámaras en órbita. Ha sido la lente HiRise, de la sonda norteamericana Mars Reconnaissance Orbiter, la encargada de avistar el objeto y de poner fin, así, a la incógnita que preocupaba al equipo de la misión.

"Cada Navidad me he preguntado qué había pasado con la Beagle 2. De hecho, ya había perdido la esperanza. Sin embargo, las imágenes muestran que estuvimos muy cerca de lograr la hazaña", añade Sims.

El aterrizador, que viajó a Marte con la misión Mars Express de la ESA con el objetivo de analizar su superficie, así como de encontrar algún rastro de vida extraterrestre, se desprendió de la nave matriz el 19 de diciembre de 2003. El aterrizaje controlado estaba previsto para el día de Navidad de ese mismo año, apenas seis días después de su liberación. Un fallo técnico provocó, no obstante, que la Beagle 2 quedara totalmente incomunicada.

Una de las teorías que barajaban los científicos defendía que la sonda había terminado reducida a añicos tras el impacto a alta velocidad. Sin embargo, justo después de posarse sobre la superficie, los paneles solares no consiguieron desplegarse, lo que impidió la extensión de la antena a través de la cual iba a mandar los datos a la Tierra.