Una iniciativa de ley que prohíbe que los inmigrantes paguen tarifas universitarias preferentes en escuelas de nivel superior de Virginia avanzó el jueves en el Senado.

Con ocho votos a favor y siete en contra, la Comisión de Educación y Salud —controlada por republicanos— envió al pleno del Senado una medida que derogaría un fallo emitido el año pasado por el procurador general Mark Herring. El fallo dice que algunos inmigrantes que fueron traídos a EU de manera irregular cuando eran niños pueden solicitar descuento en tarifas universitarias.

No puedo imaginar que esta Asamblea General pueda atropellar los sueños de jóvenes Miles de esos inmigrantes, conocidos como dreamers, han recibido autorización para quedarse en el país como parte de un programa del gobierno de Barack Obama que suspende las deportaciones y es conocido como DACA.

La portavoz del Concejo Estatal de Educación Superior de Virginia, Kirsten Nelson, dijo a la comisión que 81 estudiantes se han inscrito en escuelas superiores de Virginia para carreras de cuatro años pagando tarifas preferentes reservadas para los residentes del estado en los nueve meses que han transcurrido desde que Herring emitió su fallo.

El senador republicano Richard Black, patrocinador de la iniciativa de ley, dijo que cree que los estudiantes a los que el programa DACA permitió quedarse en el país están aquí de manera ilegal y no tienen derecho a tarifas preferentes, las cuales son miles de dólares más bajas que las tarifas que deben pagar los estudiantes foráneos.

Pero la subprocuradora general Elizabeth Griffin dijo que el Departamento de Seguridad Nacional ha dictaminado que los estudiantes acogidos al DACA se encuentran legalmente en Estados Unidos. Una ley estatal que contradiga esa determinación podría generar una demanda de inconstitucionalidad contra el estado, dijo.

La iniciativa de Black generó oposición de diversos oradores, entre ellos tres estudiantes vestidos con traje de graduación que dijeron que se verían obligados a abandonar la escuela si la propuesta es promulgada.

"No puedo imaginar que esta Asamblea General pueda atropellar los sueños de jóvenes que fueron criados en este estado, siguieron las reglas, fueron a la escuela y quieren una educación para retribuir a la sociedad", dijo la senadora Janet Howell.

Brian Coy, portavoz del gobernador Terry McAuliffe, calificó la medida impulsada por Black como "contraproducente y mezquina", y dijo que el gobernador vetaría esa iniciativa y otra medida idéntica presentada en la cámara baja estatal por el representante David Ramadan, si es aprobada en la Legislatura.