Los reos trasladados en el autobús accidentado en Texas no llevaban cinturón de seguridad

  • Para la ley de Texas no se requiere que en el transporte de reos se utilicen.
  • Algunas compañías que dan el servicio inicialmente los llevaban, pero los detenidos usaban los ganchos de acero para doblar las esposas.
  • Ocho presos y dos guardias de seguridad murieron en el accidente.
<p>Un autobús que trasladaba presos se volcó en Texas y murieron diez personas el 14 de enero de 2015. Imagen cedida por <a title="Cuenta de Twitter de Mark Sterkel" href="https://twitter.com/OAphotoEditor"><span class="screen-name">@OAphotoEditor</span></a></p>
Un autobús que trasladaba presos se volcó en Texas y murieron diez personas el 14 de enero de 2015. Imagen cedida por @OAphotoEditor
Mark Sterkel

El Departamento de Justicia Criminal de Texas determinó este jueves que ninguno de los prisioneros trasladados en el autobús que salió de la carretera y cayó sobre un tren, matando a 10 personas, llevaba cinturón de seguridad, informó CBS News.

¿La razón? El autobús no estaba equipado con cinturones de seguridad para los internos, sólo para el conductor y los guardias. Ocho prisioneros y dos guardias murieron en el accidente. El por qué los guardias fallecidos no llevaban el cinturón de seguridad está todavía bajo investigación.

La mayoría de las empresas que conozco no los utilizan Elizabeth Barney, del Departamento de Seguridad Pública de Texas declaró que para la ley del estado, no se requieren cinturones de seguridad en los vehículos de transporte de las cárceles. 

Según Robert Downs, el presidente de una empresa privada con sede en Florida, en ninguna de las furgonetas y autobuses de su empresa tienen cinturones de seguridad para los internos.

"La mayoría de las empresas que conozco no los utilizan", dice Downs, cuya compañía transporta miles de presos en todo el país cada año.

Downs dice que cuando su compañía fue fundada en 2006, inicialmente tenían cinturones de seguridad, pero que los presos usan los ganchos de metal para doblar sus esposas. Luego, intentaron con cinturones de seguridad de cierre de velcro, pero los presos los arrancaron.

"Las probabilidades de que un accidente [como el de Texas] ocurra son bastante escasas", dice Downs, quien dice que ningún preso que su compañía ha transportado ha muerto alguna vez en un accidente.

El cinturón sería obstáculo en otra emergencia

Downs también señaló que si llevaran cinturón de seguridad, los presos necesitarían asistencia para salir del vehículo en caso de una emergencia.

Un portavoz de la Administración Federal de Seguridad de Vehículos de Motor dijo que las regulaciones federales no hacen distinción entre los autobuses que transportaban prisioneros y autobuses que transportan pasajeros civiles, como Greyhound o Megabus, que tampoco están obligados a tener cinturones de seguridad para los pasajeros.

Sin embargo, el año pasado la agencia dictaminó que a partir de noviembre de 2016, los cinturones de seguridad deben estar presentes en todos los autocares de nueva fabricación y otros autobuses de gran tamaño.