Los hermanos yihadistas Kouchi mueren en el asalto de una imprenta de París

    • El asalto ha comenzado alrededor de las 17.00 horas hora local y el encierro ha durado ocho horas, aproximadamente.
    • Tras protagonizar un tiroteo con la policía, trataron de huir robando un coche y finalmente se atrincheraron en una imprenta.
    • La zona industrial de Dammartin-en-Goele es el lugar donde los dos terroristas se han refugiado, tomando al menos un rehén.
    • Según publica el diario 'Le Monde' se estaría procurando "establecer contacto" con los terroristas, ya que hay "voluntad de resolver la crisis de manera tranquila".
<p>Operación contra los yihadistas que atacaron ´Charlie Hedbo´.</p>
Operación contra los yihadistas que atacaron ´Charlie Hedbo´.
AGENCIAS

Las fuerzas de seguridad de Francia han iniciado, alrededor de las 17.00 horas, el asalto a la imprenta donde estaban atrincherados los dos supuestos yihadistas que perpetraron la masacre contra el semanario Charlie Hebdo.

En la zona se han escuchado varios disparos y se puede ver una gran columna de humo blanco. Según medios francess, el resultado es la muerte d elos hermanos yihadistas Kouchi y la liberación del rehén, que está ileso.

Ambos habían sido acorralados por las fuerzas de seguridad en Dammartin-en-Goele, al noreste de París, tras haber protagonizado un tiroteo con la policía, informaron fuentes policiales, en una operación complicada ya que los terroristas han tomado al menos un rehén. 

La policía había dado órdenes de que los habitantes de Dammartin-en-Goele no abandonen sus hogares, cierren las puertas y no se asomen a las ventanas.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, confirmaba que había "una operación en marcha" en la localidad, unos 35 kilómetros al noreste de París, contra los presuntos autores de la masacre del Charlie Hebdo.

La zona industrial de esa localidad es el lugar en el que se habían atrincherado los dos terroristasy en la que tomaron como rehén a un trabajador de una empresa, según las últimas informaciones, aunque podrían ser más.

En torno a las 08.40 horas, de acuerdo con fuentes en la zona, los dos hombres arrebataron por la fuerza su vehículo, un Peugeot 206, a una mujer en la localidad de Montagny-Sainte-Félicité, en el departamento del Oise, quien los identificó como los hermanos Kouachi.

Unos minutos más tarde, ya en Dammartin-en-Goele se producía un tiroteo con la policía en la carretera, tras lo que volvieron a huir, hasta refugiarse en la imprenta.

La localidad fue declarada zona militar y los alumnos de las escuelas próximas fueron confinados en el interior, donde se les echaron al suelo y donde permanecieron a la espera de una evacuación. Tampoco se permitía la entrada o salidad de la localidad, ni el tránsito de personas por la misma.

Los vuelos se están concentrando en la zona sur del aeropuerto La localidad está muy próxima al aeropuerto Charles de Gaulle, a apenas 15 kilómetros, por lo que el tráfico aéreo está siendo controlado especialmente y se están desviando vuelos dirigidos a ese aeropuerto, además de haberse cerrado dos pistas de las cuatro con que cuenta este aeropuerto.

Sin embargo, los vuelos seguían despegando del sector norte del aeropuerto (el más próximo al lugar donde supuestamente se han atrincherado los Kouachi), "aunque los aterrizajes los reagrupamos al sur y concentramos el tráfico en esa zona", señaló la portavoz del aeródromo.

Una portavoz de la aerolínea Air France destacaba que el tráfico de su compañía "operaba con absoluta normalidad" y que "no estaba prevista ninguna perturbación ni hay retrasos previstos".

Sin embargo, aclaró que la única restricción consistía en que los aviones no podían volar a baja altura por la búsqueda de los helicópteros que forman parte del operativo de rastreo de los hermanos Kouachi.

Según ha revelado el alcalde de la localidad algunos trabajadores de la zona habrían oído a los hermanos Kouachi decir que su intención era la de "morir como mártires".

No obstante, Pierre-Henry Brandet, portavoz del Ministerio del Interior, procuraba "el establecimiento de contactos", ya que había "voluntad de resolver la crisis de la manera más tranquila".