Dos hermanos y un joven, identificados como autores del ataque a 'Charlie Hebdo'

  • Mourad Hamyd se habría entregado después de ver publicado su nombre en las redes sociales.
  • Los otros dos sospechososo son los hermanos Said K. y Chérif Kouachi, ambos de nacionalidad francesa
  • Uno de los presuntos sospechosos del atentado de París, Chérif K., fue juzgado en 2005 por formar parte de una célula de envío de yihadistas a Irak.
  • Doce muertos en un ataque contra la revista satírica 'Charlie Hebdo'.
<p> Carné de identidad de uno de los presuntos autores del ataque en Francia, Chérif Kouachi.</p>
Carné de identidad de uno de los presuntos autores del ataque en Francia, Chérif Kouachi.
20MINUTOS

El más joven de los tres presuntos autores del atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo, identificado como Mourad Hamyd, de 18 años, ha sido detenido esta madrugada tras entregarse a la en relación con el ataque que ha costado la vida a 12 personas y ha provocado 11 heridos en la sede del semanario satírico 'Charlie Hebdo'. 

El presunto atacante se rindió a la policía tras haber supuestamente colaborado en los crímenes cometidos por los hermanos Said y Cherif Kouachi, de 34 y 32 años, cuyas identidades han sido difundidas por la policía para pedir la colaboración ciudadana en su búsqueda, señalaron los medios franceses.

El semanario Le Point indica que se ha podido identificar a los sospechosos por un carné de identidad hallado en el vehículo en el que huyeron del lugar de los hechos y con el que colisionaron contra otro coche en el noreste de París.

Hamyd se ha entregado de forma espontánea y voluntaria a las 23.00 horas locales tras haber visto su nombre circular en las redes sociales, según la prensa francesa, lo que abre interrogantes sobre su verdadera implicación en los crímenes.

Alerta a los ciudadanos

Mientras, la policía francesa ha difundido un aviso dirigido a toda la ciudadanía en la que identifica a los dos presuntos autores materiales y alerta de que estos son "susceptibles de ir armados y son peligrosos", según la prefectura de París, que especifica que existe una orden de busca y captura contra ellos.

El Gobierno francés ha elevado al nivel máximo la alerta antiterroristaJunto a sus nombres se han difundido también sus fotografías para facilitar su localización y se pide cualquier información que pueda conducir a su actual paradero.

Según la web del diario 'Metronews', Chérif Kouachi fue juzgado en 2005 por formar parte de una célula de envío de yihadistas a Irak, que habría reclutado a una decena de jóvenes para ir a combatir a Irak entre 2003 y 2005.  Fue condenado entonces a tres años de prisión, la mitad de los cuales quedaban exentos de cumplimiento.

El gobierno francés ha elevado al nivel máximo la alerta antiterrorista y ha movilizado a más de 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad en la operación de busca y captura.

Esta madrugada se han realizado varios registros, entre ellos uno en Reims, a 129 kilómetros de París, y otro en Charleville-Mézières, a 232 kilómetros de la capital, donde fue detenido Hamyd M.

Uno de los atentados más graves

El ataque puede considerarse uno de los más graves de la historia reciente de Francia. Según la reconstrucción de los hechos, miembros del comando llegaron a la sede del 'Charlie Hebdo' en el distrito XI de la capital francesa en un Citroen C-3, encapuchados, vestidos de negro y armados con fusiles AK-47, hacia las 11.30 locales y asesinaron a su primera víctima antes de entrar a las oficinas del periódico.

Asesinaron a su primera víctima antes de entrar a las oficinas del periódicoUna vez en el interior, en la sala de redacción ubicada en la segunda planta, mataron a diez personas, entre ellas ocho periodistas, un invitado y un policía encargado de la protección de uno de los responsables de la publicación, que había recibido repetidas amenazas desde que en 2006 publicó caricaturas de Mahoma.

El fiscal precisó que los terroristas, que llevaban armas largas, gritaban "Alá es el más grande" y "decían querer vengar al profeta (Mahoma)". Una vez en la calle, se toparon sucesivamente con tres patrullas policiales con las que intercambiaron tiros.

En el último tiroteo hirieron a un agente al que luego se acercaron para rematarlo en el suelo antes de volver al coche con el que se dirigieron hacia el noreste de París.

En la huida chocaron contra otro vehículo y, aunque intentaron continuar, tuvieron que abandonar el C-3 en una calle en el noreste de la ciudad, donde arrebataron a un automovilista su coche, un Renault Clio, para escapar.