Una organización de Derechos Humanos en Cuba confirma la liberación de dos disidentes

  • Los hermanos mellizos fueron detenido en 2012 bajo cargos de desacato y desorden público.
  • Formarían parte de un grupo de 50 personas cuya excarcelación fue anunciada en el marco de la normalización de relación entre Estados Unidos y Cuba.
  • Se desconocen los nombres y la identidad de personas aún presas.

La no gubernamental Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional cubana informó este miércoles que dos disidentes fueron liberados y que por sus características podrían formar parte de un grupo de personas que hace parte de una lista, hasta ahora secreta, de una cincuentena de personas cuya excarcelación fue anunciada dentro del marco de la normalización entre Estados Unidos y Cuba.

Son presos de conciencia, han sido liberados de manera inmediata y sin condicionamientos Diango y Bianko Vargas Martín, dos hermanos mellizos detenido en 2012 bajo cargos de desacato y desorden público fueron puestos en libertad en la tarde del miércoles, informó a The Associated Press, Elizardo Sánchez, presidente de la comisión.

"Suponemos que forman parte de la lista", explicó Sánchez, quien publica un recuento semestral con los casos de activistas políticos arrestados. "Son presos de conciencia, han sido liberados de manera inmediata y sin condicionamientos".

Actualmente, la Comisión tiene un centenar de casos documentados, incluyendo algunos acusados de delitos de activismo no pacífico como atentados, asesinatos o terrorismo.

Junto al anuncio de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de reiniciar relaciones diplomáticos entre Estados Unidos y Cuba el pasado 17 de diciembre, se informó que se produciría la excarcelación de las prisiones cubanas de presos considerados políticos por Estados Unidos. Pero tres semanas después nadie conoce los nombres y la identidad de esas personas con exactitud.

El propio presidente Castro no ofreció detalles y solo mencionó que "de manera unilateral" se produciría la "excarcelación de personas sobre las que el gobierno de los Estados Unidos había mostrado interés".

Desde el anuncio del restablecimiento de las relaciones, el único liberado de las personas mencionadas en comunicados o discursos, clasificadas por funcionarios estadounidenses como presos políticos que tengan una sentencia judicial en firme, fue Marcelino Abreu.

El único liberado

Abreu, de la provincia de Santa Clara, fue arrestado en agosto de 2012 por desacato y condenado a cuatro años de prisión. En octubre pasado se le permitió salir de la cárcel pero el pasado 26 de diciembre lo volvieron a arrestar. Finalmente el martes de esta semana fue liberado otra vez.

Abreu, como muchos otros entrevistados por la AP, desconoce si su nombre está en el listado que, según las autoridades estadounidenses, tiene a 53 personas.

Esas son informaciones que nosotros no podemos darte a ti o a nadie, esas son cosas secretas, del Estado "Les pregunté: 'ustedes me tienen en esa lista (de los 53)", explicó Abreu en entrevista con AP realizada el miércoles pocas horas luego de ser liberado. "Esas son informaciones que nosotros no podemos darte a ti o a nadie, esas son cosas secretas, del Estado", dijo que le contestaron los oficiales que lo custodiaban.

De un recuento realizado por AP de dos docenas de personas mencionadas por el Departamento de Estado durante la administración Obama desde el 2009 o que aparecen en discursos de altos funcionarios como el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y que podrían formar parte de la lista, la inmensa mayoría eran personas detenidas de manera temporal, un mecanismo que se hizo más frecuente en estos años, pero que las elimina de entre los candidatos cuya liberación sea posible.

En cambio otros, que si tienen condenas y por ende son presos políticos en el cabal sentido del término, como el rapero Ángel Yunier Remón Arzuaga, José Antonio Torres, Ihosvani Suris de la Torre y Máximo Pradera Valdez permanecen encarcelados. Los dos últimos fueron implicados en delitos de terrorismo al intentar entrar a Cuba con armas y explosivos procedentes de Estados Unidos.

En las últimas semanas, medios de prensa estadounidenses también mencionaron a Sonia Garro y su esposo Ramón Muñoz, como parte de la lista de los 53, aunque ellos fueron excarcelados el nueve de diciembre, una semana antes del anuncio del deshielo diplomático, en espera de que se realice el juicio en el cual se les pide entre diez y 14 años, respectivamente, por desórdenes públicos y tentativa de asesinato.

"Desconozco como salió a relucir mi nombre", dijo Garro a la AP, que no conoce la lista y atribuyó su excarcelación a un mecanismo habitual de la justicia cubana por el cual se permite a los acusados esperar el juicio en sus casas.

Confía EU en la liberación de los 53 presos

Estados Unidos confía en que el gobierno cubano liberará a 53 presos políticos, según acordaron ambos países, y desestimó un reporte anónimo que afirma no serán puestos en libertad aquellos que cometieron actos violentos en la isla.

Esperamos la completa puesta en libertad de los 53 "Esperamos la completa puesta en libertad de los 53 (prisioneros). Ellos (el gobierno cubano) ya liberaron a algunos como ayer mencioné, nosotros no hemos oído nada diferente por parte del gobierno cubano, punto", remarcó Jennifer Psaki, portavoz del Departamento de Estado.

La funcionaria reiteró que no hay fechas especificas establecidas para la liberación de los 53 prisioneros, y desestimó la versión.

La fuente anónima "probablemente tiene sus propios objetivos al hacer las declaraciones", dijo, y anotó que esa dependencia ha participado en las negociaciones, por lo que conoce mejor el acuerdo con el gobierno cubano.

"Ellos (las autoridades en Cuba) se han comprometido a dejar en libertad a los 53, nosotros creemos que los liberarán, y continuamos alentándolos a que lo hagan rápidamente", remarcó la funcionaria.

Estados Unidos dio una lista de 53 prisioneros, que fue acordada entre las dos partes antes de que se anunciara de forma oficial la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos.

Reiteró, asimismo, que Cuba tiene un historial de derechos humanos que "claramente nosotros encontramos totalmente inaceptable, a pesar de nuestro acuerdo para abrir las relaciones diplomáticas".

Psaki indicó que de ser necesario, Estados Unidos solicitará la liberación de más personas, en caso de que el gobierno cubano realice más arrestos.