La costa este de Estados Unidos, afectada por nieve y lluvia congelante

  • Maryland y Virginia amanecieron bajo una capa de nieve que forzó la suspensión de clases en la mayoría de las escuelas de la región.
  • En Chicago, donde se reportaron hasta 12.5 centímetros de nieve, el sistema afectó el tráfico aéreo después de la cancelación de cientos de vuelos.
  • El NWS pronosticó que la tormenta de nieve cesará la tarde de este martes en la mayoría de la costa este.

La capital y la zona metropolitana, que abarca a Maryland y Virginia, amanecieron este martes bajo una capa de nieve que forzó la suspensión de clases en la mayoría de las escuelas de la región.

Una ola de aire polar hará descender los termómetros La primera nevada del año, empujada por un sistema proveniente del medio oeste acompañado de lluvias congelantes, provocó caos vial y aunque el gobierno federal mantuvo sus operaciones ofreció a sus empleados la opción de salir antes de la hora programada y en algunos casos, trabajar desde sus casas.

La mayoría de las calles y carreteras lucían con nieve, cuya precipitación fue entre 2.5 y 5.0 centímetros que el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) había pronosticado el lunes para la región.

La mañana de este martes el NWS revisó sus proyecciones anticipando ahora que al final del día la región habrá registrado precipitaciones de hasta 10 centímetros de nieve.

Aunque la mayoría de los gobiernos municipales había desplegado desde la noche del lunes equipos de limpieza y mantenimiento de carreteras utilizando sal y arena, algunas de las principales rutas presentaban una capa de nieve que obligó a los automovilistas a conducir a baja velocidad.

El tráfico aéreo, afectado

El sistema forzó a 22 estados del medio oeste y la costa este, incluyendo Indiana, Maryland, Virginia, Nueva Jersey, Filadelfia y Nueva York entre otros, a emitir declaratorias de alerta ante las nevadas.

En Chicago, donde se reportaron hasta 12.5 centímetros de nieve, el sistema afectó el tráfico aéreo después de la cancelación de cientos de vuelos, mientras que ciudades como Nueva York, Baltimore y Filadelfia registraban retrasos que iban desde 1.18 minutos hasta 40 minutos, de acuerdo con el portal electrónico FlightAware.

Aunque el NWS pronosticó que la tormenta de nieve cesará la tarde de este martes en la mayoría de la costa este, se espera que la región sea afectada el miércoles y el jueves por una ola de aire polar que podría hacer descender aún más los termómetros.