Una ley autorizaría la posesión de marihuana para los residentes de Washington

  • La regulación permitiría transferir (no vender) de manera legal hasta 14 gramos de marihuana a mayores de 21 años.
  • Además, se autoriza el uso o venta de materiales para el consumo, cultivo o procesamiento de la sustancia.
  • Grupos activistas esperan continuar organizando manifestaciones en enero en la capital para presionar al Congreso.

Washington intentará lograr que el Congreso federal mantenga la puesta en vigor de una ley que legaliza la posesión de marihuana.

Dicha regulación permitiría a los ciudadanos de Washington transferir (no vender) de manera legal hasta 14 gramos de marihuana a mayores de 21 años, además del uso o venta de materiales para el consumo, cultivo o procesamiento de la sustancia.

De no sancionar la ley en un plazo de 30 días laborables, la medida entraría automáticamente en vigor La nueva alcaldesa del Distrito de Columbia (DC), Carol Bowser, explicó que explorarán "todas las opciones" para garantizar que se aplique la ley que legaliza la posesión de 28 gramos de marihuana para uso personal.

El Distrito de Columbia está supeditado al Congreso, tanto para la asignación de fondos federales para su operación administrativa como para decidir el ejercicio de los cuatro mil millones de dólares que la ciudad recauda por concepto de impuestos locales.

Asimismo, tiene jurisdicción para sancionar todas las legislaciones que aprueba el Consejo del Distrito, el órgano legislativo citadino.

De hecho, Bowser no descarta la posibilidad de interponer una demanda en contra del Legislativo federal. No obstante, sí matizó que "quiere trabajar con el Congreso".

Manifestaciones para presionar al Congreso

La iniciativa para legalizar la posesión de pequeñas cantidades de marihuana para uso personal a los residentes capitalinos y el cultivo de hasta seis plantas fue aprobada en referendo por el 70 por ciento de los votantes en noviembre pasado.

Semanas después, el legislativo local promulgó la norma correspondiente, que será turnada este mes a la Cámara de Representantes, como ordena la Constitución de Estados Unidos.

Las autoridades del Distrito planean aprovechar un tecnicismo en la redacción de ley del gasto presupuestal, donde se estipula que no puede bloquear la facultad del gobierno capitalino de poner en vigor su nueva política porque que ya fue promulgada como norma local.

Grupos activistas esperan continuar organizando manifestaciones en enero en la capital para presionar al Congreso.

De no sancionar la ley en un plazo de 30 días laborables, la medida entraría automáticamente en vigor.