Barack Obama defiende su autoridad... para indultar pavos en Acción de Gracias

  • "Sé que algunos lo llamarán amnistía. Pero no se preocupen. Hay suficientes pavos para todos", bromeó el mandatario.
  • El presidente perdonó a los pavos Mac y Cheese.
  • Estuvo acompañado por sus hijas, Malia y Sasha.

El presidente Barack Obama emitió el miércoles una orden ejecutiva que sus oponentes republicanos encontrarán difícil de refutar: perdonar la vida de un pavo por el Día de Acción de Gracias.

En el espíritu del día festivo, Obama dijo tomar medidas "plenamente dentro de mi autoridad legal, con la misma acción que han tomado presidentes demócratas y republicanos antes que yo", para indultar a un pavo llamado Cheese. El presidente perdonó también a un pavo alternativo llamado McBoth. Ambas aves provinieron de la granja Cooper Farms en Oakwood, Ohio.

Los presidentes estadounidenses desde Abraham Lincoln han perdonando pavos "Si eres un pavo, y tienes el nombre de un platillo, tus probabilidades de escapar de la cena de Acción de Gracias son pocas", dijo Obama en el evento anual, que fue cubierto por la prensa internacional. Estuvo acompañado por sus hijas, Malia y Sasha. La ceremonia fue realizada bajo techo a causa del frío y las precipitaciones en Washington.

Obama anunció la semana pasada una orden ejecutiva sobre inmigración que generó fuertes críticas republicanas. En tono de broma el miércoles, el presidente dijo: "Sé que algunos lo llamarán amnistía. Pero no se preocupen. Hay suficientes pavos para todos". Más tarde, Obama y su familia iban a llevar dos pavos a un centro de distribución de alimentos para pobres.

En la ceremonia, Obama se refirió a reportes noticiosos que cuestionaron la lógica de la tradición de perdonar un pavo y dijo que "es un poco desconcertante hacer esto todos los años. Pero agregó que disfruta la tradición, porque "con todas las cosas difíciles que rodean este cargo, es bueno de vez en cuando decir 'Feliz Día de Acción de Gracias' y ésta es una buena excusa para hacerlo".

Los presidentes estadounidenses desde Abraham Lincoln han perdonando pavos, de acuerdo con la Casa Blanca.