La nieve y la lluvia afectarían los traslados de millones de viajeros el Día de Acción de Gracias

  • La franja costera del Atlántico sería la más impactada.
  • Se estima que unos 45 millones de estadounidenses viajarán 80 kilómetros o más a partir de este miércoles y durante las próximas 48 horas.
  • Algunos de los 3.5 millones de estadounidenses que de acuerdo con AAA viajarán en avión durante este periodo podrían verse afectados.

Un sistema combinado de nieve y lluvia que empezará a desarrollarse en las próximas horas en la costa este de Estados Unidos podría desquiciar los planes de viaje de millones el miércoles, la víspera del Día de Acción de Gracias.

Aunque el sistema afectará eventualmente porciones del centro del país, el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) pronosticó que el mayor impacto se verá en estados a lo largo de la franja costera del Atlántico, desde Florida hasta Maine.

El punto álgido del sistema se desarrollará desde el mediodía hasta la medianoche del miércoles Indicó que la combinación de lluvia en las zonas costeras y fuertes nevadas en áreas de las montañas Apalaches "afectará de manera adversa" el tránsito de personas tanto por carretera como vía aérea.

Según un comunicado de la Asociación Automovilística Estadunidense (AAA, por sus siglas en inglés), unos 45 millones de estadunidenses viajarán 80 kilómetros o más a partir de este miércoles y durante las próximas 48 horas con motivo del Día de Acción de Gracias.

Se anticipa que las difíciles condiciones climatológicas podrían afectar mayormente a algunos de los 3.5 millones de estadunidenses que de acuerdo con AAA viajarán en avión durante este periodo.

El pronóstico estableció que el punto álgido del sistema se desarrollará desde el mediodía hasta la medianoche del miércoles.

En Nueva York, las autoridades declararon una "alerta de nieve" a partir de las primeras horas del miércoles, aunque las proyecciones del NWS anticipan que la ciudad y su zona metropolitana registrará una precipitación de entre tres y cuatro pulgadas de nieve.

Para esta capital, el pronóstico apunta a una precipitación de entre dos y cinco pulgadas de nieve, por lo que las autoridades han pedido a los residentes de la zona metropolitana extremar preocupaciones al conducir ante las adversas condiciones que puedan presentar las carreteras.

La mayores precipitaciones se anticipan en Massachusetts, donde algunas regiones podrían registrar acumulaciones de hasta 15 pulgadas de nieve, en tanto que en Boston la nieve acumulada podría alcanzar hasta cinco pulgadas de nieve.