Las medidas ejecutivas de Obama evitarán la deportación de 5 millones de inmigrantes

  • Durante un discurso televisado defendió la legalidad de sus acciónes y retó a los republicanos a apobar la ley que ha estado estancada en el Congreso.
  • El mandatario dijo que sus acciones no representan una amnistía.

Sin dar mayor importancia a la indignación de los republicanos, el presidente Barack Obama anunció el jueves medidas ejecutivas de largo alcance en materia migratoria que evitarán la deportación de casi 5 millones de personas que viven de manera ilegal en Estados Unidos y enfocarán los esfuerzos en "delincuentes, no en las familias".

Las medidas, que afectan mayormente a padres de familia y jóvenes, representan los cambios más grandes a las fracturadas leyes de inmigración del país en casi tres décadas, y preparan el terreno para un áspero roce con los republicanos sobre los límites del poder presidencial.

Sigo creyendo que la mejor manera de resolver este problema es trabajar juntos En un discurso televisado, Obama defendió la legalidad de sus acciones y retó a los legisladores republicanos a enfocar su energía no en bloquear sus acciones, sino en aprobar la iniciativa de ley que ha estado estancada en el Congreso.

 "Sigo creyendo que la mejor manera de resolver este problema es trabajar juntos para aprobar ese tipo de ley de sentido común. Pero hasta que eso ocurra, hay medidas que tengo la autoridad legal para tomar como Presidente -los mismos tipos de medidas adoptadas por presidentes demócratas y republicanos antes que yo- que ayudarán a que nuestro sistema de inmigración sea más justo y más adecuado"

"A aquellos miembros del Congreso que ponen en duda mi autoridad para hacer que nuestro sistema de inmigración funcione mejor, o que cuestionan mi prudencia para actuar donde el Congreso no lo ha hecho, les tengo una respuesta: aprueben una ley", dijo Obama.

A pesar del reto lanzado por el presidente, sus acciones y la dura respuesta republicana podrían acabar con cualquier posibilidad de que el Congreso apruebe una reforma integral a las leyes de inmigración en la presidencia actual, y garantiza que el contencioso debate se alargue hasta la campaña presidencial de 2016.

Aunque las medidas anunciadas por Obama tienen impacto en un alto número de personas, dejan en el limbo a más de la mitad de los 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos. El presidente anunció nuevas prioridades de deportación que obligarían a la policía de inmigración a centrar sus esfuerzos en rastrear a criminales y a individuos que han cruzado la frontera recientemente, y a restar importancia a la deportación de personas que han estado en el país por más de 10 años.

Ejemplifica con mexicana

El presidente exaltó la historia de la mexicana Astrid Silva como ejemplo de los jóvenes indocumentados que han logrado progresar en Estados Unidos gracias a su esfuerzo y esperanza.

¿Somos una nación que echa a inmigrantes esforzados? Silva, quien llegó al país a los cuatro años de edad, es una activista de Las Vegas que cursa estudios universitarios y busca obtener una tercera licenciatura.

“¿Somos una nación que echa a inmigrantes esforzados, esperanzados como Astrid, o somos una nación que encuentra la manera de darles la bienvenida?”, se preguntó Obama en su mensaje a la nación, donde anunció acciones ejecutivas en materia de migración.

Silva, quien se benefició del llamado Programa de Acción Diferida de 2012 para obtener un permiso de trabajo, cobró notoriedad el año pasado cuando su historia personal fue compartida en el Senado por el líder de los demócratas, el senador Harry Reid.

Obama recordó que Astrid llegó con una cruz, una muñeca y un vestido como sus únicas pertenencias y sin hablar inglés. Para dominar el idioma veía la televisión pública y leía periódicos.

Su padre, un jardinero, y su madre una trabajadora de limpieza, no permitieron que se inscribiera a una escuela por temor a que se descubriera que era indocumentada. Astrid se inscribió a espaldas de sus padres y fue aceptada.

Sin embargo cuando su abuela falleció en México y no pudo viajar a sus funerales, decidió convertirse en activista a favor de una reforma migratoria.

Silva, quien pertenece a la Alianza de Liderazgo Progresivo de Nevada, obtuvo este año el Premio de Logro Juvenil que otorga el Consejo de Inmigración de Estados Unidos.

No es una amnistía

El mandatario hizo énfasis en que sus acciones no representan una amnistía.

"Amnistía es el sistema de inmigración que tenemos ahora, millones de personas que viven aquí sin pagar impuestos y sin cumplir con las reglas, mientras los políticos usan el tema para asustar al pueblo y ganar votos en época de elecciones".

El mandatario planea firmar el viernes un par de memorandos presidenciales y viajar a Las Vegas para un acto relacionado con las medidas de inmigración.