Al menos seis personas, tres de ellas nacidas en Estados Unidos, han muerto este martes en el ataque registrado a primera hora en una sinagoga del barrio Har Nof de la localidad de Jerusalén. Según ha informado un portavoz de la Policía israelí, entre los fallecidos se encuentran los dos presuntos atacantes.

Esto es el resultado de las provocaciones lideradas por Hamás y Abu MazenAl parecer dos hombres palestinos de Jerusalén Este, entraron en el recinto armados con cuchillos, hachas y pistolas y atacaron a los fieles allí reunidos antes de ser tiroteados por la Policía. El suceso se ha saldado además con ocho heridos, según fuentes sanitarias, algunas de ellas en estado grave.

Un policía israelí también perdió la vida en el hospital horas después, lo que subió la cifra de víctimas mortales a cinco, según CNN.

Se trata del atentado con más víctimas mortales registrado en Jerusalén en varias décadas y aviva el temor a una violencia sostenida en la ciudad, ya alterada por las crecientes tensiones por un disputado lugar de culto.

La policía dijo que las víctimas eran tres estadounidenses y un británico, todos con la doble nacionalidad israelí. El ataque se produjo en Har Nof, un barrio ultraortodoxo con una importante población de inmigrantes de habla inglesa

El ataque fue perpetrado, según fuentes palestinas, por Ghasan Abu Jamal y Odai Abu Jamal, ambos residentes en Jabal al Mukaber —barrio de Jerusalén Este- y al parecer familiares de un preso palestino liberado en el intercambio por el soldado israelí Gilad Shalit. En el barrio, poco después del ataque, se han producido enfrentamientos entre fuerzas israelíes y grupos de palestinos

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha advertido de que responderá "con puño de hierro" al ataque cometido. En un breve comunicado de prensa, el jefe del gobierno israelí acusó al presidente palestino, Mahmud Abas, y al movimiento islamista Hamás, de provocar la agresión.

"Esto es el resultado de las provocaciones lideradas por Hamás y Abu Mazen (Abás), unas provocaciones que la comunidad internacional ignora de forma irresponsable", dijo Netanyahu antes de mantener una reunión de su consejo de Seguridad.

Radicales palestinos aplauden el atentado, Abbas lo condena

Los movimientos islamistas radicales palestinos Hamás y Yihad Islámica han aplaudido el ataque y han subrayado que se trata "de la reacción natural a los crímenes que perpetran los ocupantes y los colonos".

En un mensaje colgado en su página de Facebook, el portavoz de Hamás en Cisjordania, Husam Badram, ha vinculado el ataque con la muerte el lunes de un conductor palestino de autobús, que apareció ahorcado. Mientras que la policía israelí asegura que se trató de un suicidio, tanto la familia como los amigos denunciaron que fue víctima de un ataque de judíos extremistas. En línea similar, los Comités de Resistencia Popular en Gaza y la Yihad Islámica han apoyado "la operación de comando en la Jerusalén ocupada".

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha condenado por su parte el ataque. "La Presidencia condena el ataque contra judíos en su lugar de culto y condena la muerte de civiles sin importar lo que estén haciendo", ha afirmado la Autoridad Palestina.

Barack Obama y Kerry ya han condenado el ataque

El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el propio Barack Obama han condenado el ataque y piden al liderazgo palestino que condene el ataque. El titular de la diplomacia británica pidió a todas las partes que trabajen para reducir la tensión que ha vivido Jerusalén en las últimas semanas.

Kerry calificó el ataque de "terror puro" y de "brutalidad"Kerry calificó el ataque de "terror puro" y de "brutalidad" y expresó su solidaridad con los israelíes. "Tener este tipo de actos, que es resultado de pura incitación (...), de irresponsabilidad, es inaceptable", afirmó Kerry, que está en Londres antes de viajar a Viena para participar en las conversaciones entre el Grupo 5+1 e Irán, antes de que venza el plazo para sellar un acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán.

En el último mes, cinco israelíes —sin contar a los fallecidos de este martes— y un extranjero han muerto víctimas de ataques de palestinos. En respuesta, las fuerzas de seguridad israelíes han matado a una decena de palestinos, incluidos los supuestos autores de esos ataques.