El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, firma dos leyes que evitarán miles de deportaciones

  • Las autoridades locales no podrán mantener detenido a un migrante.
  • Ahora las autoridades migratorias deberán presentar ahora la orden de un juez.
  • Además será necesario que sobre éste pese un cargo por un crimen serio.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, firmó este viernes dos leyes que evitarán que las autoridades locales mantengan detenido a un migrante sólo porque lo pide la agencia migratoria federal, lo que reducirá en miles las deportaciones.

Son un paso importante en nuestro esfuerzo para hacer que nuestra ciudad sea más justa e inclusiva Según las dos leyes, las autoridades migratorias deberán presentar ahora la orden de un juez para mantener en custodia a un migrante, además de que será necesario que sobre éste pese una convicción por un crimen serio o violento o que esté en una lista de sospechosos de terrorismo.

Hasta ahora, tanto la policía como los funcionarios de la única prisión de Nueva York podían mantener detenido a un individuo tan sólo mediante una petición del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), pese a que sobre éste pesaran sólo faltas menores.

"Estas legislaciones son un paso importante en nuestro esfuerzo para hacer que nuestra ciudad sea más justa e inclusiva. Con estas legislaciones protegeremos los derechos de los migrantes de nuestra ciudad, al mismo tiempo que promoveremos la seguridad pública", dijo De Blasio.

Entrarán en vigor en 30 días

Promovida por la líder del Concejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, las leyes fueron también respaldadas por Carlos Menchaca, el primer mexicano-estadounidense miembro de este órgano legislativo.

Las nuevas disposiciones entrarán en vigor en un plazo de 30 días a partir de este viernes.

De octubre de 2012 a septiembre de 2013, entregó eventualmente para su deportación, a tres mil 47 personas al ICE Javier Valdés, codirector ejecutivo del organismo civil Se Hace Camino Nueva York, indicó que la firma de las leyes culmina un esfuerzo de cinco años para terminar con la 'injusta colaboración' entre la ciudad de Nueva York y la agencia migratoria federal.

"Mostramos el compromiso de nuestra ciudad de mantener familias unidas y comunidades seguras al acabar nuestra relación con un injusto sistema de deportación, un mensaje que esperamos que la administración del presidente (Barack) Obama escuche fuerte y claro", dijo Valdés.

Bajo las actuales prácticas, miles de migrantes que no han cometido delitos serios son deportados, tras haber sido arrestados por autoridades locales por faltas menores.

Esas personas son entregadas a autoridades migratorias, pese a que no es prioritario que sean expulsadas del país, según los propios lineamientos federales.

De acuerdo con cifras oficiales, de octubre de 2012 a septiembre de 2013, el Departamento de Correccionales de Nueva York mantuvo detenidas, y entregó eventualmente para su deportación, a tres mil 47 personas al ICE.