Una jueza federal revocó la ley de Arizona de 2005 sobre el contrabando de inmigrantes

  • La acción se ejecutó con el argumento de que deben imperar los estatutos federales.
  • Arizona es el principal centro de contrabando de inmigrantes en el país.
  • La Ley fue aprobada por los legisladores en respuesta a la frustración de los votantes por esta situación.
  • Los detractores dicen que la ley está dirigida contra los contrabandistas, no contra los inmigrantes.

Una jueza federal revocó la ley de Arizona de 2005 sobre contrabando de inmigrantes con el argumento de que deben imperar los estatutos federales.

El fallo que emitió el viernes la jueza Susan Bolton constituyó la restricción más reciente de la justicia federal al intento de Arizona para lograr que la policía afronte a los inmigrantes que radican en Estados Unidos sin autorización legal.

Bolton determinó que la ley estatal priva a las autoridades federales de su derecho exclusivo de perseguir el delito de contrabando de personas. Bolton determinó que la ley estatal priva a las autoridades federales de su derecho exclusivo de perseguir el delito de contrabando de personas

La oficina de la gobernadora Jan Brewer y el Departamento de Justicia, que presentó la impugnación a nombre del gobierno del presidente Barack Obama, no respondieron a los mensajes este sábado, en busca de declaraciones.

La ley de Arizona fue aprobada por los legisladores en respuesta a la frustración de los votantes ante la situación del estado como el principal centro del contrabando de inmigrantes en el país.

Fue la segunda ley de inmigración importante de Arizona, a la que siguió en 2010 una más amplia que obligaba a la policía a verificar la condición migratoria de personas en ciertos casos, e inspiró leyes similares en Alabama, Georgia, Indiana, Carolina del Sur y Utah.

El jefe de policía del condado de Maricopa, Joe Arpaio, aplicó la ley con frecuencia en su conocida campaña anti-inmigrante, aunque los tribunales le han limitado sus poderes en esas acciones en los últimos 17 meses.

Una ley bajo la lupa

La ley fue objeto de fuertes críticas luego que más de 2,000 inmigrantes que pagaron para que los introdujeran 'a escondidas' en el país fueron acusados de asociación ilícita para ingresar ilegalmente.

Los detractores dicen que la ley está dirigida contra los contrabandistas, no contra los inmigrantes. El año pasado, otro juez federal vedó la medida, señalando en su fallo que ésta penaliza acciones que la ley federal considera un asunto civil. Las autoridades locales aceptaron desistir de apelar ese fallo.

Bolton derogó la ley de contrabando como parte de la impugnación de la ley de 2010 hecha por el gobierno del presidente Barack Obama; la ley contenía un cambio menor al estatuto de 2005. La disputa en torno a la ley de contrabando es todo lo que queda de la impugnación de la ley de 2010 por el gobierno federal.

Sin embargo, una coalición de grupos promotores de los derechos civiles ha impugnado por separado la ley de 2010 ante una corte federal.

La lista de normas sobre inmigración de Arizona que han sido derogadas sigue creciendo. No obstante, las cortes han ratificado algunas normas, como la disposición de la ley de 2010 que obliga a la policía a verificar la condición migratoria de personas en ciertas circunstancias.

El viernes, la Corte Suprema dejó en suspenso temporal un fallo que derogó una ley de Arizona mediante la que se deniega la libertad bajo fianza a personas acusadas de ciertos delitos y que se encuentren sin permiso en el país.

El magistrado Anthony Kennedy dijo en una orden emitida el viernes que quedaba suspendido el fallo del 15 de octubre de una corte inferior hasta que la Corte Suprema decida si posterga a plazo más largo la puesta en marcha de la decisión.