La venta de droga por Internet se convierte en el nuevo reto internacional para las autoridades

  • Miles de usuarios de todo el mundo interactúan de forma anónima, y hasta ilegal.
  • El Departamento de Justicia acusó a un hombre de operar Silk Road 2.0.
  • Según las autoridades obtenía 8  millones de dólares mensuales en ventas.
Un hombre navega por Internet.
Un hombre navega por Internet.
ARCHIVO

Tan pronto como las autoridades anunciaron que habían cerrado un presunto bazar ilegal de drogas por internet surgió otro afirmando que tomaba su lugar.

No son fácilmente visibles a través sitios de búsqueda populares en internet Bienvenidos a la 'Web Oscura', un rincón de internet cada vez más popular en el que miles de usuarios de todo el mundo interactúan de forma anónima y, en muchos casos, ilegal.

El jueves, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a un hombre de 26 años de San Francisco de operar Silk Road 2.0, un sitio de internet anónimo que según las autoridades obtenía ocho millones de dólares mensuales en venta de droga.

El viernes, un sitio web clandestino que se hace llamar Silk Road 3.0 Reloaded aseguró estar abierto para hacer negocios en la red TOR, la cual está vinculada globalmente a través de navegadores especiales que encriptan el tráfico de internet. Otros varios sitios en la red TOR también afirmaron estar abiertos a transacciones de drogas.

La Web Oscura representa retos nuevos e imponentes a las agencias judiciales en todo el mundo que durante décadas han estado lidiando con un tráfico internacional de drogas más convencional. El alcance y anonimato de estas operaciones por internet del siglo XXI es difícil de penetrar. Silk Road y sus imitadores en la red TOR no son fácilmente visibles a través sitios de búsqueda populares en internet. Los compradores y vendedores no intercambian efectivo, manejando en lugar de ello divisas digitales frecuentemente imposibles de rastrear, por lo general Bitcoin. Así que no existen registros bancarios que puedan revisar los investigadores.

"Mientras exista la Web Oscura, siempre habrá gente que establezca sitios para involucrarse en actos delictivos", dijo Joseph DeMarco, un abogado defensor y ex fiscal federal que dirige la sección de delitos informáticos de la oficina del fiscal federal en Nueva York. DeMarco señaló que dudaba que se encuentre una sola "solución global" para detener la actividad ilegal en la red TOR.

"Siempre habrá una guerra armamentista entre los delincuentes y los agentes del orden público", agregó DeMarco.

No aparecen en búsquedas de Google

Quienes crearon y respaldan la red TOR aseguran que es una manera de proteger la privacidad de los usuarios de la web en la era digital. TOR se jacta de que ninguna de sus páginas de internet aparecerá en una búsqueda a través de Google.

"TOR fue creada para proteger la privacidad y anonimato de la gente, y no condonamos su uso para estas actividades ilegales", dijo Roger Dingledine, uno de los creadores de la red TOR originalmente para la Armada de Estados Unidos.

La red TOR originalmente fue creada para la Armada de Estados Unidos Sin embargo, los investigadores de diferentes agencias en todo el mundo afirman que la red es además un lugar para las actividades ilegales flagrantes y disolutas de todo tipo —desde la prostitución hasta el tráfico de armas de fuego— y prometieron tomar medidas.

"Sitios clandestinos como Silk Road y Silk Road 2.0 son como el Viejo Oeste del Internet, donde los criminales pueden comprar y vender anónimamente todas las cosas ilegales", dijo el subdirector ejecutivo de investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Peter Edge.