Estadounidenses liberados por Corea del Norte regresan a Estados Unidos

  • Lograron su libertad mediante una misión secreta del principal funcionario de inteligencia de Estados Unidos en el aislado país comunista.
  • Matthew Miller y Kenneth Bae se dirigían en avión hacia la Costa Oeste de EU.
  • Viajaron acompañados de James Clapper, el director de Inteligencia Nacional.

Dos estadounidenses que estuvieron presos en Corea del Norte regresaban el sábado a su país después de que se logró su libertad mediante una misión secreta del principal funcionario de inteligencia de Estados Unidos en el aislado país comunista.

Matthew Miller, de Bakersfield, California, y Kenneth Bae, de Lynnwood, Washington, se dirigían en avión hacia la Costa Oeste de Estados Unidos con James Clapper, director de Inteligencia Nacional, según autoridades estadounidenses.

La libertad de los estadounidenses representa el giro más reciente en la errática relación entre EU y Corea del Norte Clapper es el funcionario estadounidense de mayor rango que ha visitado Pyongyang en más de una década.

La libertad de los estadounidenses representa el giro más reciente en la errática relación entre el gobierno del presidente Barak Obama y el joven gobernante de Corea del Norte, Kim Jong Un, cuya postura hacia Estados Unidos varía con frecuencia de desafío a conciliación ocasional.

Y fue un papel atípico para Clapper, un estricto general retirado que ordinariamente no efectúa funciones diplomáticas.

"Es un día maravilloso para ellos y sus familias", declaró el presidente Barack Obama en la Casa Blanca. "Obviamente estamos muy agradecidos por su regreso (de Bae y Miller) a salvo. Y yo agradezco al director Clapper su gran labor en lo que evidentemente era una misión desafiante".

Por el momento las autoridades estadounidenses no han ofrecido detalles sobre las circunstancias en torno a la liberación de los estadounidenses, incluyendo si Clapper se reunió con Kim u otros funcionarios norcoreanos.

Dijeron que el momento fijado no estaba relacionado con la próxima gira de Obama a China, Mianmar y Australia.

Derechos humanos

Un funcionario de alto rango del gobierno de Estados Unidos dijo que Clapper llevó un breve mensaje de Obama en el que indicaba que Clapper era su enviado personal para llevar de regreso a su país a los dos estadounidenses. El funcionario solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones extraoficiales.

La ONU acusó a Corea del Norte de efectuar violaciones "generalizadas, sistemáticas y flagrantes" a los derechos humanos Sin embargo, analistas que dan seguimiento a los asuntos de Corea del Norte dijeron que la decisión de liberar justo ahora a Bae y Miller de largas sentencias de cárcel posiblemente fue un intento de las autoridades norcoreanas por aliviar la presión en relación con su historial de derechos humanos.

Naciones Unidas documentó en un informe reciente violaciones, torturas, ejecuciones y trabajos forzados en la red de campos carcelarios de Corea del Norte y acusó al gobierno norcoreano de efectuar violaciones "generalizadas, sistemáticas y flagrantes" a los derechos humanos.

Al parecer preocupó a Corea del Norte que Kim pudiera ser acusado ante la Corte Penal Internacional, dijo Sue Mi Terry, ex analista de inteligencia de alto rango que ahora trabaja en la Universidad de Columbia.

"Parece que los norcoreanos están obsesionados con el tema de los derechos humanos", dijo la especialista. "Este asunto de los derechos humanos se muestra como un factor imprevisto de influencia para Estados Unidos".

Bae y Miller eran los últimos estadounidenses retenidos en Corea del Norte.

Bruce Klinger, ex analista de la CIA y ahora con la Fundación Heritage, coincidió en que los esfuerzos para dar lustre a un punto delicado en el historial de derechos humanos del país "alarmó al régimen y propició intentos desesperados para revertir el proceso".