Una corte federal ratifica leyes opuestas a los matrimonios gay en cuatro estados

  • Ohio, Michigan, Kentucky y Tennessee son los estados involucrados.
  • La resolución siguió a más de 20 triunfos de partidarios de las bodas gay  desde que la Corte Suprema revocó parte de la Ley de Defensa del Matrimonio.

La creciente aceptación jurídica a los matrimonios entre personas del mismo sexo en Estados Unidos chocó con un obstáculo el jueves, cuando el panel de una corte federal de apelaciones ratificó leyes opuestas a los matrimonios gay en cuatro estados, haciendo más probable que la Corte Suprema de la nación aborde el asunto.

Con la determinación se hace más probable que la Corte Suprema aborde el asunto El fallo del panel de la Corte Federal de Apelaciones del Sexto Circuito que escuchó argumentos sobre las prohibiciones a los matrimonios homosexuales o a las restricciones en Ohio, Michigan, Kentucky y Tennessee el 6 de agosto fue de dos a uno.

La determinación llegó a la conclusión de que los estados tienen derecho a establecer reglas para el matrimonio y que sería mejor que el cambio para ampliar la definición de matrimonio que data "de los primeros días de la historia humana" se realice a través de procesos políticos.

El abogado de Cincinnati Al Gerhardstein, quien representó a los demandantes homosexuales en dos casos en los que obtuvo victorias en cortes de primera instancia, dijo que apelará ante la Corte Suprema.

Repudian la decisión

Evan Wolfson, presidente del grupo a favor del matrimonio gay Freedom to Marry (Libertad para casarse), estalló contra el fallo diciendo que estaba "en el lado equivocado de la historia".

Lo calificó como "completamente fuera de sintonía con la señal clara de la Corte Suprema del mes pasado, incongruente con el mandato constitucional que ha sido reconocido por casi cada estado y cada corte federal en el último año, y fuera de sintonía con la mayoría del pueblo estadounidense".

Las parejas homosexuales ganaron fallos en cortes de primera instancia En octubre, el máximo tribunal del país sorpresivamente rechazó sopesar apelaciones de cinco estados que solicitaron la ratificación de sus prohibiciones a los matrimonios entre personas del mismo sexo, aun cuando las parejas homosexuales que ganaron fallos en cortes de primera instancia se unieron a la petición de los estados para solicitar revisiones del tribunal superior.

La magistrada Ruth Bader Ginsburg explicó en las semanas posteriores a la negativa de la Corte Suprema a escuchar esas apelaciones, que la ausencia de división en las cortes de apelaciones hizo que la revisión del máximo tribunal fuera un asunto innecesario.

La determinación siguió a más de 20 triunfos en tribunales de partidarios del matrimonio homosexual desde que la Corte Suprema revocó el año pasado parte de la Ley de Defensa del Matrimonio. Un juez federal en Luisiana ratificó recientemente la prohibición del estado, pero cuatro cortes federales de apelaciones fallaron en contra de prohibiciones estatales.