Christie's subastará una computadora de Apple que Steve Jobs vendió en 1976

  • La casa de subastas ofrecerá la máquina al mejor postor en diciembre.
  • El artefacto podría cotizarse hasta en medio millón de dólares.
  • La computadora incluye el cheque cancelado de la compra original.
<p>Un modelo antiguo de un ordenador Apple.</p>
Un modelo antiguo de un ordenador Apple.
ARCHIVO

La casa de subastas Christie's anunció este lunes que en diciembre ofrecerá al mejor postor una computadora Apple que Steve Jobs, cofundador de esta compañía, vendió en 1976 en el garage de sus padres. Se trata de una 'reliquia' tecnológica que en su momento fue vendida en 600 dólares y aún está en funcionamiento, con la expectativa de que su nuevo dueño pague hasta medio millón de dólares por ella.

Se estima que existen alrededor de 50 Apple-1 originales, de las pocas cientos que se produjeron,pero esta tiene una particularidad: fue vendida por Jobs directamente en Los Altos, California, y un cheque cancelado de la compra original, fechado el 27 de julio de 1976, lo comprueba.  Charles Ricketts, el dueño original, escribió: "Comprada en julio de 1976 de Steve Jobs en el garaje de sus padres en Los Altos". Se espera que su nuevo dueño pague hasta medio millón de dólares por ella

Existe también un segundo cheque cancelado por 193 dólares, del 5 de agosto de 1976, con la inscripción "Software NA programado por Steve Jobs, agosto 1976". Jobs era entonces un joven de 21 años.

"Todo empezó con la Apple-1 y con esta máquina en particular", comentó Andrew McVinish, director de arte decorativo de Christie's.

"Cuando ves a un niño jugando con un iPad o iPhone, no muchos saben que todo empezó con la Apple-1. Así que tener una máquina que dio inicio a la revolución digital es una atracción muy poderosa", añadió sobre el valor de esta pieza.

El propietario actual de la computadora es Robert Luther, quien vive en Virginia y adquirió la pieza en 2004, en una subasta de la policía, aunque desconocía los detalles de su procedencia.

"Supe que había sido vendida en el garaje de Steve Jobs en julio de 1976 porque tenía un cheque anulado del comprador. Mi computadora fue comprada directamente a Jobs y, en base a la dirección de los compradores en el cheque, vivían a cuatro millas de Jobs", compartió Luther en una página donde pedía apoyo monetario para escribir un libro sobre la historia de la pieza.

Anteriormente, la Ricketts Apple-1, llamada así en honor a su dueño original, fue comprada por el empresario Bruce Waldack, quien posteriormente se fue de Estados Unidos y falleció en 2007. La icónica pieza fue a parar a un centro de almacenaje en Virginia, donde llegó a manos de Luther.

La máquina funciona, con el programa de software original, Microsoft BASIC, y un juego original de Star Trek.