Militares se muestran incómodos con un sondeo inusualmente detallado sobre abusos sexuales

  • Hombres y mujeres se muestran impactados y ofendidos por las preguntas.
  • La versión de este año es inusualmente detallado, e incluye preguntas gráficas personales sobre actos sexuales.
  • El ejército trata de reducir las agresiones sexuales y al mismo tiempo alienta a las víctimas a pedir ayuda.

Impactados y ofendidos por las preguntas explícitas, algunos hombres y mujeres del servicio militar en Estados Unidos se están quejando de un nuevo cuestionario sobre agresiones sexuales que han tenido que responder miles de ellos.

Oficiales del Pentágono han recibido quejas de que las preguntas son 'intrusivas' e 'invasivas' El sondeo se realiza cada dos años, pero la versión de este año, redactado por la corporación Rand Corp., es inusualmente detallado, e incluye preguntas gráficas personales sobre actos sexuales.

Algunos miembros del servicio militar dijeron a The Associated Press que estaban sorprendidos y disgustados por las preguntas, e incluso algunos se sintieron revictimizados por el lenguaje llano. Ninguno de ellos quiso dar su nombre públicamente, pero oficiales del Pentágono confirmaron que han recibido quejas de que las preguntas eran 'intrusivas' e 'invasivas'.

El Departamento de Defensa dijo que hizo el cuestionario mucho más explícito y detallado este año para tener resultados más precisos mientras el ejército trata de reducir las agresiones sexuales y al mismo tiempo alienta a las víctimas a pedir ayuda.

Preguntas explícitas

El cuestionario, que fue obtenido por la AP, pregunta sobre cualquier experiencia sexual o contacto no deseado e incluye lenguaje bien específico sobre partes del cuerpo femenino y masculino u otros objetos, tipos de contacto y penetración.

Este es un crimen de una naturaleza muy gráfica Ejemplo de una pregunta (algunas incluso son más detalladas): "¿Antes del 18/09/2013, alguien le obligó a insertar un objeto o parte de cuerpo en la boca, vagina o ano de alguien cuando usted no quiso y no lo consintió?".

"Hemos tenido varias quejas", dijo Jill Loftus, directora del programa de prevención de asalto sexual de la Armada. "He escuchado de segundas y terceras personas que hay varias mujeres, oficiales y enlistadas, que han llegado al punto de leer las preguntas y dejan de hacer el cuestionario. Encuentran las preguntas ofensivas o demasiado intrusivas —'intrusivas' e 'invasivas'— son las palabras que han usado".

Unos 560,000 miembros en activo de la Guardia Nacional y Reservistas fueron invitados a llenar el cuestionario, casi cinco veces el número que fue convocado para el sondeo hace dos años. Las autoridades no han dicho cuántas respuestas han recibido hasta ahora.

El año pasado, un reporte obtenido a partir cuestionarios anónimos realizados en 2012 desató furor cuando reflejó que unos 26,000 miembros del servicio militar posiblemente fueron agredidos sexualmente o sometidos a contacto sexual no deseado. Exasperados, congresistas se quejaron de que el Departamento de Defensa no estaba haciendo suficiente para combatir las agresiones sexuales y trató, mayormente sin éxito, de imponer cambios en los procedimientos legales y de comando del Pentágono.

Pero analistas de Rand opinan que es necesario tener preguntas más detalladas. Lo mismo ha declarado Nate Galbreath, asesor de alto rango de la Oficina de Prevención y Respuesta a la Agresión Sexual del Pentágono.

"Este es un crimen de una naturaleza muy gráfica", dijo Galbreath. "Para entenderlo mejor a veces es necesario hacer preguntas difíciles".