Sólo unos 7,8 millones de los latinos con derecho a voto en Estados Unidos se espera que voten en los comicios legislativos de noviembre próximo, según proyecta la Asociación Nacional de Latinos Electos y designados (NALEO), sin embargo el colectivo representa casi el 17% de la población del país y el 11% de los votantes elegibles del país.

La cifra que se acerca a los 8 millones supone nuevo récord pese al desencanto con el presidente Barack Obama, los demócratas y republicanos por el tema migratorio.

NALEO señaló que la cifra representa un incremento de 17.8% en relación con el número de votantes en 2010, pero menos del 8% del voto total de los comicios.

"Hay una diferencia entre el número de latinos y no latinos que votan, pero sabemos que el voto latino siempre es decisivo. Nuestro desafío es asegurar que el número de latinos aumente en cada elección", señaló el presidente de la asociación, Arturo Vargas.

Nuestro desafío es asegurar que el número de latinos aumente en cada elección Estados Unidos se disputa el 4 de noviembre próximo los 435 escaños de la cámara baja y una tercera parte del Senado, y los republicanos requieren ganar seis escaños senatoriales netos para arrebatar a los demócratas el control de la cámara alta.

También se renuevan 36 gubernaturas, 23 de las cuales están en este momento bajo control republicano y 13 bajo control demócrata.

Posible récord de latinos en la Cámara de Representantes

NALEO estimó que las elecciones podrían resultar en un número récord de 32 latinos en la Cámara de Representantes, un aumento de cuatro posiciones en relación con la legislatura actual, aún cuando dos de los titulares actuales decidieron jubilarse.

Los cuatro nuevos rostros latinos con altas probabilidades de ganar un escaño, según la asociación, son Rubén Gallego en Arizona; Norma Torres y Pete Aguilar en California, y Alex Mooney en Virginia del Oeste.

En contraste, los demócratas Raúl Ruiz, de California; Joe García, de Florida; y Pete Gallego, de Texas, así como las republicanas Amanda Rentería, de California, y Marilinda García, de Nueva Hampshire, enfrentan duras competencias de reelección.

En el Senado, el tope histórico es de tres senadores hispanos, ya que el demócrata Bob Menéndez o los republicanos Marco Rubio y Ted Cruz, los tres de origen cubano, enfrentan reelección este año.

Los dos gobernadores hispanos republicanos, Susana Martínez, en Nuevo México –la primera gobernadora latina en la historia de Estados Unidos-, y Brian Sandoval, de Nevada, tienen fuertes probabilidades de reelegirse.

Latino Decisions augura una caída del entusiasmo electoral latino

En contraste con las proyecciones de NALEO, un sondeo de Latino Decisions sugiere que la frustración de los votantes latinos por la demora en un anuncio del presidente Barack Obama en materia de migración podría provocar una caída en el entusiasmo electoral latino.

Actualmente unos 25 millones de latinos son elegibles para votar en los comicios del 4 de noviembre "Si su asistencia (de los votantes latinos) es alta, probablemente ayudará a los demócratas, pero si su asistencia es baja y sin entusiasmo, podría ayudar a los republicanos a lograr algunas victorias", señaló el director de Latino Decisions, Matt Barreto.

Pero el republicano Daniel Garza, de la Libre Initiative, consideró en un panel de NALEO que la molestia de los votantes hispanos hacia demócratas y republicanos puede tener el efecto de motivar a los hispanos a salir a las urnas.

No obstante, señaló que los republicanos sólo pueden esperar un apoyo de los votos latinos si trabajan para "merecerse" sus sufragios apoyando temas de interés para la comunidad.

Organizaciones como el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) lanzaron iniciativas para registrar a por los menos 125 mil votantes y han encontrado que la postergación migratoria de Obama ha dificultado su campaña de empadronamiento de votantes.

Viviana Hurtado, otra de las participantes en el panel de NALEO, se declaró asimismo optimista de que las elecciones de noviembre serán escenario de una considerable participación latina si existen las condiciones apropiadas.

"El voto latino y el respeto que deberíamos estar recibiendo como un bloque de voto emergente no debe estar predicado por condicionantes (...) tenemos que cambiar nuestra mentalidad y nuestra mentalidad debe ser participación cívica", señaló.

Actualmente unos 25 millones de latinos son elegibles para votar en los comicios del 4 de noviembre.