El presidente Barack Obama votó anticipadamente el lunes para las elecciones de mitad de mandato en la ciudad de Chicago donde tuvo que lidiar con un novio algo celoso.

Obama votó en un centro comunitario que lleva el nombre del difunto luchador por los derechos civiles Dr. Martin Luther King Jr. cerca de su hogar familiar en el South Side de Chicago. El presidente dijo que le emociona y le encanta votar, publica CNN.

Pero en esta ocasión, el voto, incluso tuvo una anécdota añadida, porque Obama se situó en una cabina de votación junto a Aia Cooper, cuyo novio, Mike Jones, decidió bromear con el presidente.

"Señor Presidente, no toque mi novia", dijo el novio en broma. "Realmente eso no estaba en mis planes", contestó el mandatario, bromeando que Jones era "un ejemplo de un hermano acaba avergonzarte sin motivo alguno".

Cooper, claramente avergonzada, se disculpó por la actitud de su novio, diciéndole al Presidente que sabía que su novio iba a "decir algo inteligente", perono sabía el qué exactamente. Obama se volvió a Jones tras votar con un abrazo y un beso de su novia.