Autoridades mexicanas hallan nuevas fosas en la zona donde desaparecieron los estudiantes

  • Donde presuntamente fueron depositados restos humanos de los 43 jóvenes desaparecidos.
  • Hasta ahora se habían encontrado cinco fosas en la localidad de Iguala, en el estado de Guerrero.

La Procuraduría General de la República de México informó que hay cuatro nuevos detenidos por el caso Iguala, Guerrero, quienes dieron información sobre otras cuatro fosas clandestinas donde presuntamente fueron depositados restos humanos. El funcionario aseguró que ahora el número de detenidos es de 34 —26 agentes municipales de Iguala y 8 civiles—.

El titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, explicó que las autoridades aún rastrean las cuatro nuevas fosas y aún no se determina ni el número de cuerpos ni si verdaderamente corresponden a los de algunos de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

Murillo no quiso identificar a los últimos cuatro arrestados, aunque dijo que no eran policías ni estudiantes Hasta ahora se habían encontrado cinco fosas en la localidad de Iguala, de donde se han recuperado 28 cuerpos, aunque tampoco se ha conformado si son a cuerpos de los estudiantes.

Murilló añadió que también continúa la búsqueda del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y de su esposa, así como de quienes pudieran tener alguna responsabilidad por los hechos.

A su vez el director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, señaló que existe colaboración interinstitucional para resolver el caso.

Murillo no quiso identificar a los últimos cuatro arrestados, aunque dijo que no eran policías ni estudiantes.

Interrogado sobre cuánto tiempo más podrían tardar en identificar a los restos, el procurador dijo no tener certeza por las dificultades que representa.

"Es una identificación difícil, porque fueron calcinados", dijo. Agregó que tampoco se ha podido determinar el móvil, aunque se tienen abiertas varias líneas de investigación, de las cuales no habló.

34 detenidos

Horas antes, la procuraduría de Guerrero informó la detención de cuatro policías más por su presunta participación en los recientes ataques en contra de estudiantes de magisterio que dejaron seis personas muertas, 25 heridos y la desaparición de los 43 alumnos, en un caso que ha desatado la indignación dentro y fuera de México.

La PGR añadió que también continúa la búsqueda del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y de su esposaEl procurador de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco, dijo el jueves en rueda de prensa que con los cuatro agentes detenidos suman 26 policías de la municipalidad de Iguala arrestados, además de cuatro presuntos integrantes del cartel de las drogas Guerreros Unidos.

El funcionario dijo que aún buscan a otros agentes, incluido el jefe de la policía de Iguala, donde el fin de semana se encontraron fosas clandestinas con 28 cadáveres que aún son sometidos a pruebas para ser identificados, pero que algunos temen sean de algunos de los estudiantes desaparecidos.

Su oficina, añadió, también ha presentado una solicitud al Congreso estatal para que le quiten el fuero al alcalde José Luis Abarca, que mientras lo tenga impide a las autoridades procesarlo.

Blanco dijo que el alcalde, a quien las autoridades declararon prófugo durante el fin de semana, tenía "la obligación jurídica" de evitar los ataques, debido a que era el jefe de la policía, pero en su lugar decidió continuar con sus actividades la noche del 26 de septiembre cuando sucedieron los hechos.