La Justicia deroga también las prohibiciones al matrimonio homosexual en Idaho y Nevada

  • El fallo de una corte de apelaciones también afectaría a Alaska, Arizona y Montana.
  • Con ello ya serían 35 los estados en los que el matrimonio gay es legal.
  • La decisión llega un día después de que la Corte Suprema allanara el camino a este tipo de uniones.

Una corte de apelaciones de Estados Unidos ha derogado este martes las prohibiciones a los matrimonios homosexualesen Idaho y Nevada. El juez ha considerado que estas prohibiciones violaban los derechos de las parejas del mismo sexo.

La decisión podría aplicarse a Alaska, Arizona y Montana, que están dentro de la jurisdicción del juezEl fallo llega un día después de que la Corte Suprema abriera el camino al matrimonio gay,al rechazar las apelaciones de cinco estados que buscaban prohibirlo.

La nueva decisión de la corte de apelaciones del noveno distrito solo se rrefiere a esos dos estados, pero podría aplicarse a Alaska, Arizona y Montana, que también caen dentro de su jurisdicción y que tienen vetos a este tipo de uniones.

35 estados pro gays

El juez Stephen Reinhardt la escrito en su fallo que las leyes que tratan a la gente de forma diferente en base a su orientación sexual son inconstitucionales a menos que exista un interés de estado.

Estas leyes imponen daños legales, financieros, sociales y psicológicos a muchos ciudadanosEl magistrado consideró que ni Idaho ni Nevada habían presentado razones legítimas para discriminar a las parejas gay.

La decisión elevaría de 30 a 35 el número de estados en los que el matrimonio homosexual es legal.

"Las leyes sobre el matrimonio de Idaho y Nevada, al prohibir casarse a las parejas del mismo sexo y rechazar el reconocimiento a las que se han casado en otras partes, impone profundos daños legales, financieros, sociales y psicológicos a muchos ciudadanos de esos estados", estableció Reinhardt.

El juez también rechazó de plano el argumento de que las uniones gay devaluarán la institución del matrimonio. "Esto refleja una visión grosera e insensible del amor de los padres y el vínculo paterno que no es digno de respuesta".

La decisión en la corte de apelaciones ha sido tomada por un tribunal de tres jueces, todos elegidos por presidentes demócratas.