Acusan de asesinato en primer grado al sospechoso de decapitar a una mujer en Oklahoma

  • Se le hace presunto responsable de la muerte de Colleen Hufford en la planta de Vaughan Foods en Moore, un suburbio de Oklahoma City.
  • También se le acusa de acuchicllar reiteradamente a Traci Johnson, de 43 años.
  • El acusado de 30 años de edad, Alton Nolen, acababa de ser despedido de la compañía.

Tras haber sido interrogado, las autoridades han acusado este martes de asesinato en primer grado a Alton Nolen, el sospechoso de decapitar a una mujer en Oklahoma en su lugar de trabajo después de haber sido despedido.

El fiscal del condado de Cleveland Greg Mashburn anticipó en la primera hora del martes que esperaba acusar formalmente a Nolan el mismo día de asesinato en primer grado por la muerte de Colleen Hufford, de 54 años, en la planta de Vaughan Foods en Moore, un suburbio de Oklahoma City, el jueves.

El sargento de policía Jeremy Lewis, de Moore, dijo que Nolen, que acababa de ser despedido de esa compañía, entró en la oficina administrativa y atacó a Hufford con una cuchilla grande, con la que le cercenó la cabeza.

El acusado acababa de ser despedido de esa compañía Después Nolen acuchilló reiteradamente a Traci Johnson, de 43 años, hasta que un agente de reserva de la policía y director operativo de la firma, Mark Vaughan, lo hirió de un disparo.

Nolen fue criado en una iglesia cristiana no denominacional en Idabel, en el sudeste de Oklahoma y varios miembros de su familia se disgustaron cuando se convirtió recientemente al islam, dijo su primo Fulsom.

La página de Facebook que Fulsom confirmó era de su primo incluye fotos de Nolen, con barba y una gorra de oraciones, frente a una mezquita y sus reflexiones sobre el islam.

Los registros de la prisión de Oklahoma indican que Nolen quedó en libertad después de cumplir dos años de una sentencia a seis condenado por agresión a un policía y posesión de cocaína con intento de distribución.

Después de quedar en libertad el año pasado tras cumplir una condena por delitos de drogas y agresión, Alton Nolen —sospechoso de decapitar a una mujer en un centro de distribución de alimentos de Oklahoma— dijo a sus familiares que deseaba poner su vida en orden.

Sin embargo, algunos textos en la página en Facebook de Nolen, de 30 años, indican que poco después de recuperar su libertad en marzo de 2013, se interesó más en difundir el mensaje de su recientemente adquirida fe islámica.

"Hablé con él cuando salió y no había nada de eso", afirmó su primo James Fulsom, de Fort Worth, Texas. "No creo que se haya convertido (al islam) en la prisión".